La siguiente carta ha sido enviada a los medios por el saxofonista Andrés Pérez Muñoz, “en representación de los músicos de la Orquesta del Festival de Viña”. Ella es parte de un movimiento de interpretes musicales que, con ramificaciones en diversos grupos de internet, quieren terminar con las “irregularidades” del conocido director, denunciando sus prácticas como intermediario con los canales y sus supuestos problemas con el fisco. Esta carta en particular, solicita que Saavedra sea expulsado de su puesto como consejero de la Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD).
________________

Señores Consejeros
SCD/PRESENTE
Estimados
Me dirijo a Uds. para manifestar en representación de los músicos de la Orquesta del Festival de Viña, la situación actual en que se encuentra nuestra Orquesta y dejar de manifiesto las irregularidades que ha cometido en el ámbito profesional y laboral el señor Horacio Saavedra en los últimos 30 años. Con respecto a la dirección de la Orquesta del señor Horacio Saavedra, sostenemos lo siguiente:

Don Horacio Saavedra no es un candidato calificado para ser miembro del consejo, ya que tanto en el área técnica, como en el área administrativa presenta irregularidades explicadas a continuación. Área Técnica:
– No escribe partituras legibles
– No diferencia tonalidades para la escritura de las partituras
– No propone arreglos de orquesta en vivo (pues graba un respaldo de toda la orquesta para lanzar
la pista en vivo)
– No dirige la Orquesta (atribución principal de un Director de Orquesta)
Área Administrativa:
– No formaliza contrato.
– No remunera las grabaciones de la Orquesta para el Festival (siendo estas pagadas por el canal
contratista y reproducidas por TV)
– No entrega viáticos (pagadas por el canal contratista)
– No paga la retención del 10% de impuestos de ninguno de los casi 20 músicos de la Orquesta (pagadas por el canal contratista) durante a lo menos 30 años.
– No remunera las actividades extraprogramáticas de la orquesta durante la jornada de festival. Ej. Oberturas y Homenajes (pagadas por el canal contratista).
– Como director de la orquesta e intermediario entre el Canal y los músicos, expone a estos últimos a condiciones laborales inaceptables:
1) Los camarines quedan situados a pasos del taller de carpintería y soldadura donde elaboran la estructura física y escenografía del Festival, cuyas máquinas emiten ruidos en decibeles superiores a los que puede tolerar el oído humano, más aún el de un músico.
2) La orquesta no recibe ningún servicio de catering.
3) Al momento de la remuneración, don Horacio Saavedra, remunera parceladamente, es decir en 2 pagos realizados el primero en marzo y el segundo en abril del año correspondiente. (Pagos otorgados por el canal contratista en Febrero-Adelanto y Marzo-Salario)

Este año en particular, dado que el Director de la Orquesta fue embargado por defraudar al fisco, tuvimos contacto por primera vez con las autoridades del canal contratista de nuestros servicios como Orquesta. Nos enteramos por una parte, de que nuestro salario correspondía al doble de lo cancelado por Horacio Saavedra. (Valor que incluía viáticos, grabaciones, retención de impuestos, entre otros)
Por otra parte, Horacio Saavedra inicio una persecución con amenazas, durante el proceso de los pagos (Marzo 2010) para exigir el 33.3% de nuestro sueldo, argumentando que la señal televisiva no le pagaría honorarios por el Festival de Viña 2010 y que nuestro sueldo sería su único ingreso, por lo que nos correspondía devolverle el dinero que hipotéticamente le pertenecía. Todas estas situaciones, cuentan con registro y respaldo tanto escrito, como sonoro y audiovisual. Como orquesta de gran trayectoria tenemos la certeza de que un buen director mejoraría tanto el nivel artístico, profesional y la calidad del espectáculo del festival de viña, como las condiciones laborales en que se desempeñan sus músicos, y es por esto que confiamos en vuestro criterio para poner este tema en la mesa de dialogo y finalmente preguntarse si una persona con estas característica es competente para proteger los derechos de los músicos Chilenos.
Esperando contar con vuestro apoyo,
Atentamente, Andrés Pérez Muñoz