International Women's Day in Paris

El Gobierno acusó a la actual senadora UDI de Jacqueline van Rysselberghe de no entregar a la población los miles de condones enviados por la ONU en ocasión del terremoto y tsunami que afectó a la Región del Biobío mientras ella era la intendenta, en el informe de Diagnóstico de la Reconstrucción realizado por la Delegación Presidencial de la resconstrucción, dirigida por Paula Forttes.

“La mayor parte de los kits fueron distribuidos a los servicios de salud de la región del Bío Bío. Bajo la orden de la Intendenta de la época, Jacqueline van Rysselberghe, miles de kits fueron abiertos para sacar los preservativos, y luego sellados nuevamente para su distribución. Los preservativos fueron ‘devueltos’ a Naciones Unidas. Ante esta situación, UNFPA- ONUSIDA resuelve entregar los preservativos a la población con el apoyo de las organizaciones sociales de la región”, señala el documento.

Consultado ante lo anterior por SoyConcepción, la parlamentaria solo aseguró que “esto no era efectivo”, mientras que Paula Forttes indicó que la información fue redactada por las organizaciones “Unfpa Chile y el Observatorio de Género y Equidad”, siendo este último equipo quienes estuvieron a cargo del apartado de Mujeres e Igualdad del documento.

Tatiana Hernández, integrante del directorio del Observatorio aludido, explicó que “nosotros construimos parte de ese informe y dimos el visto bueno. Nuestra competencia fue de asistencia técnica”, planteando que “esa información la tuvimos en los diferentes diálogos que tuvimos entre las organizaciones que participamos en la mesa de género y gestión del riesgo”, pero que “no tenemos documentos que ratifiquen esto”.

Según la ONU, en su momento fueron distribuidos 7 mil kits de higiene a los afectados, cada uno de los que tenía un de cepillo de dientes, una pasta cuatro rollos de confort, un alcohol gel, dos paquetes de toallas higiénicas, 12 condones y un informativo sobre la violencia y la prevención de embarazos no programados”. En la región, más de 80 mil preservativos habrías sido repartidos.