El arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, y el obispo de Osorno, Juan Barros, apuntado como encubridor de Karadima por los querellentes en este caso, fueron funados en una actividad universitaria en la Universidad Católica.

Según recoge Radio Cooperativa, un grupo de estudiantes se manifestó en contra de ambos curas en el Tercer Seminario de Comunicación de Iglesia, organizado por la Conferencia Episcopal en la mencionada casa de estudios.

Con carteles en mano, los estudiantes apuntaron contra la Ezzati por la polémica desvinculación del sacerdote Jorge Costadoat, quien no seguirá ejerciendo como académico de la Facultad de Teología en el recinto universitario.

En tanto Barros reapareció en Santiago luego del fuerte cuestionamiento, manifestación incluida, de su reciente nombramiento como obispo de Osorno.

Según recuerda el diario La Segunda, ésta es la primera vez que Barros aparece en una actividad pública en Santiago después del 21 de marzo cuando fue ungido obispo en la ciudad sureña.