PAPUDO FOTO COL

Un duro informe emanó la Contraloría Regional de Valparaíso en contra del municipio de Papudo tras una investigación por eventuales sobresueldos a trabajadores de la municipalidad, a través de contratos de honorarios anexos.

El ente contralor constató que de manera sistemática la municipalidad de dicho balneario, que dirige la RN Rosa Prieto, celebró contratos por diversos servicios con funcionarios de planta y a contrata de la institución, incluidos el Secretario Municipal, el jefe de la Secretaría Comunal de Planificación, el jefe de Finanzas, el Director de Obras Municipales y el actual Administrador Municipal.

Tras la investigación, el ente fiscalizador detectó varias irregularidades en contrataciones bajo el ítem de “Prestación de Servicios Comunitarios”, que iban desde no especificar de manera clara los servicios a cumplir, no corresponder a materias relacionadas a trabajo con la comunidad y que la mayoría de informes presentados como respaldos a los contratos tenían contenidos que fueron copiados o reproducidos, en gran parte, en forma textual y sin autorización de sus autores o sin hacer referencia a los mismos.

Plagio

Según el informe, publicado el pasado 13 de agosto por la Contraloría de Valparaíso, los contratos con dichos funcionarios contenían diversas irregularidades. La primera de ellas es que los servicios por los que fueron contratados correspondían a trabajos muy vagos como “asesoría en determinadas materias”, “recopilación de antecedentes con un fin específico” y “diagnóstico de una situación concreta”.

Tras la investigación, el ente contralor señala que no se detectó el propósito para el cual fueron celebrados dichos contratos, salvo la posibilidad de que por esta vía se incrementara la remuneración de los contratados.

Lo peor de todo es que todos los contratos corresponden a la glosa a trabajos comunitarios que, según el oficio de Contraloría, no cuentan con los respaldos suficientes para dichos pagos.

Por ejemplo, uno de los contratos de honorarios celebrado con el Secretario Municipal -además encargado de la Unidad de Control Interno del municipio- Alejandro Osorio Martínez, fue para desarrollar una “Asesoría en la recopilación y preparación de antecedentes de la comuna de Papudo, relacionadas con la historia cultural, destinadas a apoyar a la promoción turística”.

Por esa vía el aludido recibió $3.745.992 en total, con pagos mensuales durante seis meses. Sin embargo, la Contraloría detectó que varios de sus informes de respaldo “obedecen a un conjunto de reseñas históricas relacionadas con la fundación de la comuna y el combate naval de Papudo, y el naufragio en la zona costera de esa localidad del barco francés ‘villa Dijon’, todos copiados textualmente, incluidas las fotografías, de documentos tales como ‘Historia de Chile. Historia de Papudo’ y otras publicaciones contenidas en diferentes páginas de internet, entre ellas, www.biografiadechile.cl, www.wikipedia.org., www.armada.cl y www.municipalidadpapudo.cl, sin indicar en ninguno de sus informes la fuente de origen de la información extraída e insertada en los documentos que respaldaron los pagos.

Además, se encontraron copias textuales del libro “Historia de Pullaly”, del autor Eduardo Saavedra Acosta, el que también fue usado en otros informes para otros servicios prestados, también cuestionados por el ente fiscalizador.

Con ese mismo funcionario se firmó otro contrato para desarrollar una “Asesoría en la recopilación y preparación de antecedentes de la localidad de Pullaly, relacionado a su historia desde sus orígenes hasta la reforma agraria”, por una suma total de $3.745.992.

Según Contraloría, los contenidos del segundo, tercero y cuarto informe que respaldan los decretos de pago fueron copiados textualmente de documentos contenidos en Wikipedia, www.historia.uchile.cl, www.sinia.cl, www.memoriachilena.cl, entre otros.

Además se usaron extractos de “Las Casas Patronales chilenas”, “La Hacienda Colonial” y “Diccionario de economía política”, sacados de los sitios www.wikipedia.org, www.escolares.net, www.educarchile.cl y www.eumed.net.; todos ellos sin las respectivas citas.

Durante la investigación, además del reconocimiento del uso de estos contenidos por parte de Osorio a los funcionarios de Contraloría, el ex director de Desarrollo Comunitario y el actual Director de Educación de Papudo dijeron desconocer dichos informes y no haberlos empleados como material de consulta para alumnos o de difusión de la historia o cultura de sectores de la comuna de Papudo.

En el caso de otros funcionarios, también se detectaron copias textuales de documentos elaborados por el Gobierno. Es el caso de un contrato por un trabajo llamado “Levantamiento, catastro de los sistemas de contabilidad de las juntas de Vecinos y Clubes Deportivos de la comuna y propuestas para la mejora de los mismos”, por una suma de $4.683.012, donde se detectó que los informes de avance venían con copias textuales del documento “Reglamento Subvenciones Municipalidad de San Pedro de La Paz” obtenidos desde la página de internet www.sanpedrodelapaz.cl

Asimismo, se detectó que en los informes de respaldo de otros contratos con el mismo funcionario municipal, por cifras superiores a los 12 millones de pesos, tuvieron plagios o solo hacían referencia a conceptos genéricos y básicos. Desprolijos a la vista del ente fiscalizador.

También resalta la situación de algunos contratos a honorarios con Andrés Mejías Arenas, Secplac del municipio de Papudo. El primero de ellos fue para desarrollar “Estudios de inmuebles con potencial patrimonial de al comuna”, por un total de $4.683.012, quien en sus informes usó copias textuales de los documentos “Plan de Reconstrucción Patrimonial” y “Criterios identificar Zonas e inmuebeles Patrimoniales 28” del Ministerio de Vivienda y Urbanismo y una publicación llamada “Breves Referenciales al concepto de patrimonio arquitectónico en las últimas décadas”.

Además, sacó citas textuales desde sitios como wikipedia.org, www.amigosdeltren.cl, www.papudoorg.blogspot.com, www.lindodecora.blogspot.com y el diario el Observador, entre otros sitios de internet.

Peor aún, en el informe, Mejías decía identificar como los inmuebles más relevantes de esa comuna los mismos que habían sido seleccionados en el documento original del Minvu, copiados textualmente de la publicación en la página web de dicho ministerio.

Junto a ello, Contraloría detalla que en otros informes relaciones a contratos de asesorías para postulaciones a subsidios de eficiencia energética del Minvu -por una suma de $4.638.012- también tienen copias de documentos oficiales y en diversos informes no se acompañaron fichas o antecedentes de eventuales postulantes ni tampoco constan las supuestas reuniones realizadas con pobladores de esa localidad.

La situación se repite en diversos contratos con varios funcionarios del municipio, los que incluyen un informe de Guillermo Velasco Pincetti, por $5.400.000, para un “Estudio de Buenas prácticas para el control del comercio ambulante local”.

La revisión de Contraloría detectó que existió en sus informes de respaldo una copia textual de documento, salvo primer párrafo del prólogo y otros tres párrafos, de la “Guía de recomendaciones de buenas prácticas para el control del comercio en la vía pública”, entregado por la Subsecretaría de Prevención del Delito y remitido por la Gobernación Provincial de Petorca vía oficio al Municipio en marzo de 2012.

En esos mismos informes, además, se usaron inserciones de prensa para el ítem sobre efectos y problemáticas del comercio ambulante de ciudades como Santiago, Los Ángeles, Chillán y Temuco y se copió el contenido del documento llamado “Un nuevo sendero hacia el progreso”, publicado en la página web www.ensayods.blogspot.com.

Por todo lo anterior, Contraloría ordenó el reparo de los gastos incurridos y llamó a hacer efectivas las eventuales responsabilidades civiles que pudieran asistirle a los funcionarios involucrados en los hechos antes expuestos. Dicho informe fue remitido además a la Fiscalía Regional de Valparaíso y un sumario administrativo en la propia municipalidad de Papudo.

Materia ajena a sus facultades

Consultada por The Clinic Online, la municipalidad de Papudo señaló que “no comparte las apreciaciones contenidas en el informe emitido por la Contraloría Regional, debido a que ese organismo fiscalizador está objetando la definición de los cometidos establecidos en los contratos a honorarios como también su cumplimiento”.

Según lo relatado por el municipio, los contratos que se suscribieron “sí fueron cumplidos de acuerdo a los cometidos establecidos. Además, resulta necesario precisar que a la Contraloría Regional, según la normativa legal vigente, sólo le compete efectuar un control de legalidad; no obstante que del contenido del informe, se puede apreciar que se está efectuando una evaluación del mérito, oportunidad y conveniencia de dichos contratos, materia ajena a sus facultades”.

De esta forma, la municipalidad dice que como las conclusiones del informe de la Contraloría Regional de Valparaíso han abarcado aspectos de mérito, oportunidad y conveniencia, la entidad está presentando un recurso de reconsideración jerárquico al Contralor General de la República.

“Por último, este municipio quedará atento a lo que resuelva el Contralor General sobre esta materia, sin perjuicio de reiterar que las actuaciones municipales se han ajustado estrictamente a la normativa legal vigente”, señala el municipio.

Informe de Contraloría:

Comunicado Municipio de Papudo: