El ministro boliviano de Defensa, Reymi Ferreira, anunció hoy que se abrirán zanjas en once pasos fronterizos con nuestro país para evitar el ingreso de camiones con mercadería de contrabando a la nación altiplánica.

“Con la apertura de zanjas se va evitar el uso de éstos (de los pasos fronterizos) como vías de ingreso de mercadería”, dijo Ferreira a los medios.

En la frontera entre Bolivia y Chile hay al menos 111 pasos fronterizos, señaló el ministro e indicó que la apertura de zanjas se pondrá en marcha en julio próximo.

Agregó que una segunda medida para reforzar la lucha contra el contrabando será mejorar el equipamiento de las unidades de control fronterizo para fortalecer su trabajo diurno y nocturno.

El anuncio de Ferreira se produce en medio de la polémica entre ambos países por la detención en Chile desde marzo pasado de nueve bolivianos, dos militares y siete funcionarios de la Aduana.

Bolivia defiende que sus funcionarios realizaban un operativo contra el contrabando cuando fueron detenidos, mientras que el Ejecutivo chileno sostiene que cruzaron armados la frontera para intentar robar camiones, por lo que fueron capturados.

Además, desde la detención hubo varias polémicas entre las diplomacias de Bolivia y Chile por la negativa de visas a las autoridades bolivianas para visitar a los a los funcionarios, que están recluidos en la prisión de Alto Hospicio, cerca de la ciudad de Iquique, en el norte de Chile.