El exministro de Educación de Sebastián Piñera y actual director del Centro de Estudios Públicos (CEP), Harald Beyer, profundizó en el, según dijo, “quiebre al interior del Gobierno” producto de la polémica protagonizada por las diferentes opiniones de la Presidenta Bachelet y el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, frente al rechazo del proyecto minero portuario Dominga.

En conversación con Emol, Beyer manifestó que “esto demuestra que hay una fractura al interior del gobierno, eso es evidente. Si uno mira el desarrollo de este proyecto, cuando uno mira los análisis técnicos, la verdad que estaba bien planteado, desde el punto de vista de nuestra institucionalidad medioambiental, por supuesto uno siempre podría decir que debemos exigirle más a los proyectos, pero eso supondría cambiar la institucionalidad”.

El exsecretario de Estado añadió que “cuando uno ve los informes, salvo el de Conaf que era un informe extraño por su composición, uno veía que había un cuidado en el proyecto. Y por lo tanto fue bien incomprensible ya la primera vez que el proyecto se votara, porque todos los organismos técnicos de alguna forma respaldaban que se había hecho bien esto del proceso”.

En otros pasajes, la ex autoridad de Piñera recalcó que “aquí hubo definiciones políticas, por así decirlo, que probablemente sorprendieron a las autoridades económicas de no llevar adelante el proyecto”. Al mismo tiempo sostuvo que “es parte de la incertidumbre que genera este gobierno. No se sabe mucho cómo estas decisiones políticas se toman. Indudablemente que si un ministro cita de un viernes para un lunes, con informes que llegan el día domingo. La verdad es que no es un proceso de deliberación lo que ocurrió ahí, si no que una orden”.

“Queda la impresión de que alguien golpeó la mesa y que este proyecto no se puede aprobar…la máxima autoridad del país (la Presidenta), no puede ser otra, los ministros no se mandan solos”, resaltó tras ser consultado por quién habría dado esa orden.

Vale decir que la polémica surgió luego de que el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, asegurara que “yo respaldo plenamente las preocupaciones que han expresado el ministro Céspedes y el subsecretario Micco respecto del tema Dominga”.

“Creo que tenemos que respaldar –no sólo acatar- las decisiones que se toman dentro de la institucionalidad y éste fue el caso. Eso no significa, sin embargo, que la institucionalidad esté funcionando bien, y en esto tenemos responsabilidades los ministros”, advirtió el secretario de Estado, al mismo tiempo que destacó que “me gustaría decir que yo constato que algunos no tienen al crecimiento dentro de las prioridades más altas y les cuesta, a veces, tener una compatibilización de eso con otros objetivos, que son muy importantes también”.

En tanto, la Presidenta Bachelet sostuvo que “necesitamos que el crecimiento vaya de la mano con el cuidado del medio ambiente. Hablaba de la economía verde y la economía azul, porque hay gente que cree que si uno se preocupa por el medio ambiente la economía no va a poder seguir creciendo”.

“Solo hay que ponerse otros anteojos. Es decir, miremos esto de otra manera y cómo puede ser una oportunidad. Esto no es un asunto de gustos personales, sino que una necesidad objetiva del país, una exigencia de la ciudadanía y queremos que sea un sello del Gobierno”, pidió la Jefa de Estado.