La UEFA ha iniciado conversaciones con la FIFA y el resto de sus confederaciones sobre la posibilidad de crear una Liga de Naciones global que se disputaría cada dos años, al estilo de la que arrancará el próximo mes de septiembre entre las selecciones europeas.

El proyecto está en fase inicial de debate, según pudo confirmar EFE, y es probable que sea tratado en marzo próximo durante la reunión del Consejo de la FIFA en Bogotá, invitaría a participar a las 223 asociaciones que integran la FIFA y extendería la nueva Liga de Naciones europea al resto del mundo.

Las selecciones quedarían agrupadas en siete divisiones según el ránking de la FIFA y cada confederación llevaría a cabo su propia fase de clasificación con promoción y descenso cada dos años.

Los primeros minitorneos, que se podrían disputar durante una semana en diferentes países, arrancarían en 2021 y la idea contempla que en los torneos finales compitan tres selecciones europeas, dos de Sudamérica y uno de África, Asia y América Central y del Norte.

La idea es que las selecciones nacionales puedan competir contra rivales de un nivel similar en lugar de jugar amistosos con escaso interés para los aficionados y los medios de comunicación y aprovechar las fechas reservadas en el calendario de la FIFA para que los clubes liberen a sus jugadores para acudir a su selección.

También permitiría que países que difícilmente tienen opción de clasificarse para el Mundial dispongan de una posibilidad real de competir por un trofeo y un premio económico si logran clasificarse para la fase fina.

De ser puesta en marcha se podrían disputar encuentros de competición oficial entre la celebración de un mundial y otro entre selecciones como España y Argentina o Brasil.

De salir adelante el proyecto se prevé que podría inaugurarse en junio de 2021, ya que la continuidad de la Copa Intercontinental no está del todo clara, indicaron a EFE fuentes próximas a la negociación.