Durante la madrugada de este viernes se produjeron cuatro ataques incendiarios en templos religiosos de la capital, Estación Central, Peñalolén, Recoleta y Santiago. Esto cuando el papa Francisco se apresta a visitar Chile por espacio de tres días.

En uno de estos actos, se halló un panfleto en el que se lee: “Libertad a todos los presos políticos del mundo (…) papa Francisco, las próximas bombas serán en tu sotana”.

En tanto, la Fiscalía Metropolitana Sur apunta al denominado Movimiento Juvenil Lautaro (MJL). Para ellos instruyó investigaciones que estarán a cargo de los fiscales Claudio Orellana y Claudia Cañas.

“Sin duda son acciones de carácter violento que están encaminadas a intimidar a las personas y de alguna forma dan cuenta de una inadecuada forma de convivencia de algunos grupos que a través de estas acciones quieren manifestar su rechazo a algunas personas y credos religiosos. Estimamos que esta no es la vía ni la forma y en ese contexto vamos a llevar adelante las investigaciones correspondientes”, sostuvo el fiscal Raúl Guzmán, titular de esa repartición del ente persecutor.