La Asociación Ayuda a las Víctimas de Violación (Avivi) de Argentina denunció hoy ante la Justicia supuestos abusos sexuales cometidos entre 2007 y 2011 contra tres menores de las divisiones inferiores de River Plate, a solo unos días de que se destapase un escándalo similar en Independiente.

Una médica “tuvo conocimiento de tres chicos que sufrieron abusos. Vivían en la pensión de River y había una persona que se acercaba tres veces por semana al club, por lo menos, y cometía abusos sobre los chicos”, aseguró este lunes el abogado de Avivi, Andrés Bonicalzi, en declaraciones a Radio Provincia recogidas por la agencia estatal Télam.

La doctora entendió que, además de abusar de los menores, dicha persona “hacía las veces de nexo entre los chicos y terceras personas” para establecer encuentros fuera de la pensión, agregó Bonicalzi.

Según contó, fue el psicólogo del club el que reveló los supuestos abusos tras atender a menores que sufrían una “angustia profunda” por lo ocurrido.

El caso se destapa después de que hace unos días el Independiente informase que había presentado una denuncia al trascender que un jugador de sus divisiones juveniles presuntamente prostituyó a varios chicos de entre 14 y 16 años.

En concreto, fue acusado de obligar a los menores, que al igual que él vivían en la pensión del club, a tener relaciones sexuales con hombres mayores de edad en un apartamento a cambio de dinero.

Detenciones por abusos en Independiente

Dos hombres que permanecían prófugos de la justicia argentina tras ser denunciados por supuestos abusos de menores de edad pertenecientes a la categorías inferiores del club Independiente fueron detenidos el pasado viernes.

Se trata de Juan Manuel Vallone, representante de futbolistas juveniles, y Alejandro Carlos Dal Cin, organizador de torneos para menores, que están acusados de abuso sexual con acceso carnal, supuestamente al aprovecharse de la inmadurez sexual de las víctimas, reveló la agencia estatal Télam.

El escándalo fue destapado hace unos siete días, cuando el propio club Independiente informó que había presentado una denuncia después de que trascendiera que un jugador de las divisiones juveniles presuntamente prostituyó a varios chicos de entre 14 y 16 años.

En concreto, fue acusado de obligar a los menores, que al igual que él viven en la pensión del club, a tener relaciones sexuales con hombres mayores de edad en un apartamento a cambio de dinero.

Por el caso ya están detenidos el árbitro de fútbol Martín Bustos, acusado de ser uno de los abusadores; su abogado, Carlos Tomás Beldi, y Ernesto Silvio Fleyta, un joven de 24 años que supuestamente actuaba como captador.

La fiscal reveló que según los testimonios de las tres víctimas que denunciaron hasta ahora y de varios de los 57 jugadores que vivían en la pensión de Independiente, los futbolistas recibían botines, calzoncillos, dinero en efectivo o cargas en las tarjetas de transporte a cambio de sus “servicios sexuales”.