Una denuncia contra un militante y consejero de Revolución Democrática por violación, revelada en detalle por el medio independiente Es mi Fiesta Mag, complica al partido.

Las repercusiones por el caso de el denunciado Gabriel Ramírez han llegado lejos e incluso significó que Sebastián Depolo, uno de los líderes del partido, señalara que “Creo que, de verdad, si no le tomamos el peso a esta hueá hoy día y paramos esto, nos va a cagar. Políticamente. O sea, estamos hipotecando demasiadas cosas por una suma de pudores y negligencias, incapacidades, institucionalidad, falta de comunicación. Tenemos que hacer esto ahora”.

Todo comienza en octubre de 2017 cuando la denunciante apodada como F asegura que sufrió una agresión sexual de parte de una persona con un cargo importante en RD.

El tema fue tratado internamente, pero en el reportaje de Esmifiesta Mag, aseguran que la cúpula de RD no le puso la debida atención a la denuncia.

El relato de la denunciante, publicado en EsmifiestaMag, es el siguiente:

El día 28 de mayo, luego de haber consumido alcohol en una fiesta, procedí a irme en Uber con Y (N. de. E.: Y es Gabriel Ramírez), con quien hasta ese momento mantenía una relación informal. El estado de ebriedad en ambos era evidente, más aún, me mencionó en ese contexto que le impresionaba que yo aún ebria tenía la capacidad de hablar de manera clara. Había un ambiente de confianza hasta ese día. Llegamos a su casa y comenzamos a besarnos, cuando la instancia pasó a mayores, yo consciente de mi condición etílica, le pedí que no siguiera y me puse de costado con disposición a dormir. Desperté un rato después –no sabría decir cuanto- desorientada y siendo partícipe de una relación sexual que no recordaba haber consentido ¿ese no que dije antes no bastaba?. Me sentí vulnerada, volví a apartarlo y ponerme en disposición a dormir, esta vez, me sentía insegura y no estaba clara de lo que había ocurrido.

En la mañana le comenté, en un tono de interrogación e interpelación que había ocurrido, y quizás ahí fue cuando fui consciente de un acto de violencia, pues su respuesta en vez de un cuidado hacia mi persona, fue consultarme si lo iba a denunciar porque él tenía cargos y quería hacer de su vida carrera política. No sólo ignoró mi negativa a una relación sexual con él, sino también, sobre puso su posición de poder anticipándose a la reacción que yo podría tener. Luego de yo mencionarle que no lo haría – al menos en ese momento- el me pregunta cómo estoy. Luego de eso, nuestra relación no se prolongó por más de dos semanas, tiempo en que, cuando carreteábamos, él me preguntó en más de una ocasión si iba a denunciarlo, con esa misma precaución y preocupación de su carrera política.

Luego de esta situación, Revolución Democrática publica un comunicado que señala que “ante la denuncia de abuso sexual realizada por una estudiante, que involucra a un consejero de Revolución Democrática, la Directiva Nacional informa que ha puesto a disposición del Tribunal Supremo del Partido todos los antecedentes disponibles, solicitando que sesione de inmediato y que aplique el máximo rigor y celeridad en su investigación”.

Luego señalan que “Ofrecemos toda la colaboración a la denunciante para entregar los antecedentes necesarios ante el Ministerio Público, pues dada la gravedad de la acusación podría ameritar su conocimiento por este órgano. La Justicia cuenta con las herramientas que permiten una correcta investigación y, en caso de comprobarse los hechos, aplicar la máxima sanción de la ley, además de las sanciones éticas que no tendremos dudas en establecer de ser así resuelto”.

Al mismo tiempo en Revolución Democrática agregan que “Considerando la gravedad de la situación, la Directiva Nacional ha solicitado que se suspendan inmediatamente los derechos como militante del acusado, hasta que se completen las investigaciones que las circunstancias ameritan. Adicionalmente, el propio militante ha informado su decisión de suspender su cargo de representación interna, para abocarse a su defensa, mientras dure la investigación”.

Finalmente señalan que “Revolución Democrática y su Frente de Género condenan enfáticamente todo tipo de violencia hacia las mujeres y, ante cualquier denuncia de abuso sexual contra algún militante, manifestamos nuestro compromiso para tomar todas las medidas pertinentes, de acuerdo a nuestro reglamento interno y el espíritu feminista que nos impulsa como partido. Este tipo de hechos no tienen cabida en nuestra institucionalidad ni en la forma de hacer política que le proponemos a Chile, por lo que reafirmamos nuestra voluntad de enfrentarlo con la mayor celeridad y rigurosidad posible”.

Beatriz Sánchez asegura que “Nos impactó mucho la denuncia. Entonces de la manera más respetuosa que se nos ocurrió y de manera más confidencial, le preguntamos a la denunciante si quería que habláramos directamente. Para escucharla, para que no se sintiera sola o que no interesaba lo que ella decía. Sé que en ese momento nos dijo que prefería no juntarse o no hablar”.

Sobre las acciones que tomaría RD, la excandidata sostiene que “En particular averigüé qué haría RD. Esto era seguir una investigación por sus canales formales. Y también supe que el Frente de Género del partido (que está bien organizado) había tomado conocimiento del caso para asistir a la denunciante. Hasta ahí me quedé”.

En el mismo medio, la ex presidenta de la FEUC, Naschla Aburman dice que le dijo a Rodrigo Echecopar que “el comunicado que publicaron estaba prácticamente secreto en su página web. También le dije que se demoraron dos segundos en organizarse e ir a pararse afuera de de ese lugar y le pregunté cuándo iban a hacer lo mismo por sus compañeras”.

Aburman agrega que “le expliqué que en su declaración pública había estado bien, excepto por la nula difusión y porque tampoco aparecía el nombre de su militante. Que cuando pasa esto se toma una postura pública y no una secreta. Le dije que hacerlo público era importante por la impunidad. Porque la justicia patriarcal sobre la que alegaban en su cagá de afiche, es la misma que ellos estaban aplicando. Si yo pongo su nombre ahora en internet, ni siquiera sé que está siendo investigado. Esa es la gracia de hacer públicas las declaraciones, porque se supone que estás en contra de la justicia patriarcal, que es un sistema de mierda que permite que el abusador siga abusando”.

En la nota aparece el testimonio de la militante de RD, Daniela Carvacho, quien en un consejo político de Revolución Democrática alzó la voz y dijo que “Lo que ella está pidiendo y lo que me dice a mí, se los digo como mensaje… para ella el solo hecho de que este Consejo Político y la militancia le escriban una carta personal, ni siquiera pública, en la que dijeran compañera te creemos, no es porque el partido no te crea, no es que no queramos hacerlo, es que las facultades de la ley…, perdón que llore (…) El solo hecho de que este partido y su órgano formal digan que le creen, ya sería bastante reparador. Hoy en día ella ni siquiera tiene confianza de que esto se va a sancionar a su favor. Lo que ella necesita es reparación. Y esa reparación básicamente es que le crean y que ojala RD tenga una posición como partido y dejen de cuestionar su denuncia”.

Entrevistada en El Desconcierto, la panelista, columnista y fotógrafa, además de militante de RD, Kena Lorenzini, aseguró que “antes que todo yo soy feminista. Luego soy militante de Revolución Democrática. Por lo tanto, hermana yo te creo, comparto tu desolación, tu rabia y tu impotencia. Soy consciente que ir al poder judicial es una pérdida de tiempo muchas veces, es una revictimización como está contado en tu relato lo encuentro mucho más difícil aún”.

Luego agrega que “No quiero que ninguna mujer pase por eso. Quisiera decir que mi partido sí se hicieron cosas, si la secretaria general asumió la responsabilidad que le correspondía pero también asumo que hubo mucha negligencia y mucha indiferencia con los tiempos que esto se debía haber resuelto y el lugar que se le debería haber dado al militante que debería haber sido una situación con mayor definición respecto de él”.

Respecto a quienes no se hicieron cargo de la denuncia, Kena Lorenzini sostiene que “Tendrán que responder quienes no se hicieron cargo. Tendrán que responder, ante nosotras las feministas de RD. Esto no va a quedar así, se ve que los hombres todavía en muchos sentidos no entienden y han decidido esperar demasiado tiempo hasta que alguien tuvo que sacar la luz”.

Desde Revolución Democrática, su secretaria general Paula Poblete, sostuvo este viernes en El Desoncierto que “Yo le creo a la víctima, y en mi calidad de Secretaria General tengo la obligación de presentar los antecedentes ante nuestro tribunal de ética, para que operen las medidas cautelares, y así se hizo. En ningún caso hubo encubrimiento; una vez que supimos del caso hicimos la denuncia al Tribunal Supremo, se le suspendió de su cargo y militancia mientras durara el proceso”.

Al mismo tiempo Poblete, sostiene que luego que la investigación se alargó más de lo debido, se aprobó un nuevo Reglamento de Violencia de Género, “como una medida para mejorar nuestro procesos internos”.

Lee aquí la declaración de un grupo de mujeres de RD por el caso:

Declaración de Mujeres RD por una ética feminista – The Clinic Online

Un grupo de mujeres del partido Revolución Democrática señala que “Como mujeres y militantes de distintos espacios de Revolución Democrática, y ante el reportaje publicado el día de hoy respecto de una grave causa sobre violencia sexual en la que fue acusado un militante de nuestro partido, declaramos: 1.