¿Quiénes chucha son los candidatos?

Por CARLOS BRIONES

Ayer sábado 30 de mayo, mientras almorzaba vi la repetición que canal 13 hizo del programa Contacto en el que habló de concejales y alcaldes que literalmente “living la vida loca” con los viáticos, gastos de representación, platas para proyectos; viajes al exterior a cada rato, no rendición de cuentas y lo que es peor: a la vuelta del viaje en el que iban a aprender, no son siquiera capaces de mostrar al consejo municipal algúna idea que justifique la inversión en ellos.
En Miami algunos perlas, bostezando, llegando tarde, un guatón picante concejal de Quilicura muy de shopping mientras la conferencia se desarrollaba.
Cómo cresta las instituciones van a funcionar, cómo crestas la gente va a volver a tener confianza en la clase política.
Esta claro que la culpa no es del chancho si no del que le da el afrecho. De acuerdo a esto la culpa de que sean elegidos puros picantes y frescos careraja, salvo muy pocas excepciones, sería de nosotros: los que andamos de a pie y en los que el sistema coloca el poder para en las elecciones elegir a nuestros representantes.
Si po, los votantes somos los culpables de elegir a puros huevones.
Pero, debo defenderme… Alguien me puede decir cuál es la herramienta de información que el sistema pone a disposición de los votantes para que pueda ver la calidad de la mercadería.
Si yo que creo tener un par de dedos de frente me intereso o me cuestiono este tema, ¿qué queda para el humilde poblador que pasa la mitad del día trabajando, andando en transantiago y durmiendo?
A todos nos pasa que al enfrentarnos a la papeleta con los nombres de los candidatos jugamos un poco al “de ti marin de dopingue cucara macara este gueón fue” ¿o usted no?
Claaaaro, se utiliza generalmente el criterio del partido en el que el gueón milita, o la lista por la que va (ve que ahora se dice así). Pero muchos seguro votan por el nombre o apellido mas rimbombante…. ¿o no?
Puta, claro, entre votar por Juan González (con el respeto que me merecen los Juanes y los González) y votar por Jaime Pedro Ballesteros Risopatrón de fundo…. no hay por donde perderse. La rayita se va derechito al latifundista. ¿o no?
Ahora el cuento y a lo que voy al escribir estas huevadas es otro.
Esta bien, se puede votar por el amigo, por el conocido, por el que salió en la tele, por el que protagonizó el escándalo, por el apellido mas mejol, por el que me prometió una alita, por el que es de mi partido o tendencia política, por el “de ti marin”, etc., da lo mismo.
El problema está en que todos los candidatos son desconocidos:

No sabemos dónde estudiaron.
No sabemos dónde viven
No sabemos si está endeudado
No sabemos si tiene dicom o cheques protestados
No sabemos si es o no profesional.
No sabemos que religión profesa
No sabemos que piensan ya que muchos son “independientes” jaja chúpame una bola.
No sabemos a quien le ha ganado
No sabemos sus ideas o proyectos

En Fin, no sabemos ni una guea de tan dignas personas que nos representarán y llevarán a concretar toooodos nuestros sueños para que seamos una sociedad mejor, igualitaria respetuosa y justa.
Así como se esta pensando crear un ministerio del deporte, porqué no se crea un ministerio “de información pa los gueones que quieren estar informados de quienes chucha son los que figuran en la cartilla que a uno le pasan al momento de la votación”
Cómo no se transforma en una regla o en una LEY DE LA REPUBLICA que en vez de pegar carteles en cada palo parado o cable que ven, carteles panfletos que dicen puras gueas imbéciles tipo: “yo soy el cambio”, “Soy uno como usted” (frei Bolivar jaja), “el horizonte más cerca” etc., etc.; que los carteles tengan para todos el mismo formato, es decir una foto del candidato (foto tipo carnet, no en la playa) y una lista de datos (iguales para todos) como Nombre completo, edad, estudios (Reginatto habrías cagado altiro), colegio, universidad, religión, partido que representa, endeudamiento en el sistema financiero, protestos, reclusiones, partes, etc.
No se, sé que esto afectaría la privacidad de estas personas. Pero hay que buscarle el ajuste. A todos los ciudadanos nos importaría mucho saber si estamos eligiendo a un especimen que no terminó el colegio o que tiene tapizada la ciudad con cheques protestados.
Tengo claro que esta propuesta no va a llegar a ninguna parte ya que por más que el estado envíe un proyecto de este tipo, los encargados de aprobarlos ( los mismos de los que estamos hablando) le harán la media tapa pa seguir dejando en la orfandad, en el oscurantismo y en la desinformación a los que de cambiar el sistema, no votariamos por ellos.
Jovenes inscríbanse en los registros electorales, cuestionemos, preguntemos. La política es noble el problema es que producto de lo planteado, muy pocos pasan la prueba de la blancura.
Fortalezcamos la Contraloría y dotemos de fuerza a los mecanismos de control.
Yo creo en el efecto mariposa, esto alguna conciencia despertará, alguien se sentirá tocado, en una de esas más de algún concejal, alcalde o parlamentario renuncia presionado por su conciencia.

Comentarios