El senador y candidato presidencial Adolfo Zaldívar bordea la demencia. Es cosa de escuchar sus incoherentes argumentos contra el matrimonio entre homosexuales.