Mesa de hombres, Liceo Cervantes. Foto de Alejandro Olivares