La semana pasada expusimos el caso de los habitantes de Cocholgüe, en la Octava Región. Se trata de un grupo de pescadores que tuvo que arrancar desde su caleta, amenazada por el desprendimiento de un cerro, hacia terrenos más altos, que son propiedad de Enrique Van Rysselberghe, padre de la intendenta del Bio Bio Jacqueline Van Rysselberghe, quien no quiere saber nada de tomas, y ha solicitado a la fuerza pública que intervenga para desalojarlos. La posibilidad de la compra de estos terrenos por parte del municipio de Tomé -al que pertenece la caleta- para reconstruir ahí las casas de los pescadores está descartada pues el precio establecido por su dueño asciende a cerca de mil millones de pesos, diez veces más que su valor de mercado. josé Bustos, lector de theclinic.cl, nos envió estos videos con entrevistas a habitantes de Cocholgüe que participan en esta toma donde exponen su actual situación: