Por CONSTANZA SALVADORES FERRANDO / Estudiante de Diseño Gráfico

El día miércoles 29 de Septiembre, fui a la plaza Dagoberto Godoy a participar de la manifestación pacifica donde se pedía por un juicio justo para los comuneros mapuche, por la desmilitarización de las comunidades y para poner fin a la justicia militar para civiles. Allí esperábamos reunirnos con las columnas de manifestantes de otras comunidades, las cuales no tenían acceso porque carabineros no lo permitía. Durante la marcha carabineros nos escoltó e incluso fue un aporte ya que detenían el trafico y hacia la manifestación mas ordenada. Recorrimos Balmaceda hasta llegar al frente de la penitenciaría donde hicimos flamear la bandera mapuche, luego nos dirigimos a Caupolican donde despedimos a las madres y hermanas de los comuneros que se dirigían a santiago esperando reunirse con el presidente al día siguiente.
De vuelta en la plaza Dagoberto Godoy continuaba la espera de las otras comunidades cuando, carabineros empezó a comportarse de manera violenta con los manifestantes, una teniente de carabineros comenzó a atacar a un par de manifestantes los cuales reaccionaron y le devolvieron el golpe a manos limpias (no con luma) después de ese momento desagradable se tranquilizo todo y por megáfono recordaban que la manifestación era pacifica que la violencia no conducía a nada, después de 15 minutos llegaron carabineros por distintas calles rodeándonos por la plaza lo que me dejó atónita, varios corrieron asustados por la agresividad con que carabineros se bajaba de los vehículos, yo me quedé parada con las manos en la cabeza sin poder creer lo que veía, como carabineros corría en persecución de los manifestantes los golpeaba sin dudarlo, tomaban a cualquiera y golpeándolos con las lumas los subían a un bus de carabineros y los dejaban adentro donde más golpes les daban, recuerdo a un caballero canoso al cual indicaron y dijeron “¡A él!”, un carabinero se acercó agresivamente mientras el señor decía una y otra vez con las manos en el aire “yo no tengo nada, yo no hice nada” sin si quiera querer arrancar, el carabinero lo golpeó agresivamente en la cabeza y entre 3 lo agarraron y subieron al bus, así fue con mucha gente, yo no paraba de preguntarles, “¿Por qué están haciendo esto?, ¡por favor paren!, ¡denme una explicación!”. En eso una niña se acerca a mi y me dice parece que a tu hermano se lo llevaron, ahí me desarmé y angustié mucho, porque había visto con la agresividad y violencia con la que detenían a la gente, me acerque una vez más a un carabinero y casi llorando le pido por favor que me diga donde los llevan, que por favor me hable y ahí me dice en voz muy baja “a la 2da” y ahí me retiré del lugar y avise a los que pude que se los llevaban a la 2da comisaría, gente que estaba muy preocupada por los detenidos. Al cabo de un rato me llama mi hermano quien me dice que estaba en la casa, que un capitán de carabineros lo había agredido fuertemente pero que estaba bien y que me fuera para allá.
No entiendo cual fue la orden recibida por carabineros, si fue disolver la marcha, lo lograron pero debo decir que el fin no justifica los medios, en pos de una manifestación ciudadana no estamos en tiempos de Maquiavelo ni menos Dracón. ¡Exijo una explicación! Velo por la libertad de expresión y manifestación pacifica de todo ser humano. Aprendamos a escucharnos y respetarnos sin violencia.