Se acabó la manteca que le dieron los 33 mineros a Piñera. La encuesta Adimark, de su amigo Roberto Méndez, lo hizo bajar estrepitosamente 13 puntos en el nivel de aprobación a su gestión. Y lo que es peor aún, el rechazó de la ciudadanía aumentó 10 puntos, registrando un 36 por ciento.

Así, el mandatario recibió hoy en la mañana el peor regalo de cumpleaños de parte de la ciudadanía (lo celebró ayer con mariachis en La Moneda). Aunque se plantea que el chicle de los mineros lo estiró hasta que no dio más, también pesa la polémica por la selección, la inminente partida de Marcelo Bielsa y la “operación” que algunos acusan sufrió Harold Mayne-Nicholls, el actual presidente de la ANFP, digitada por los principales clubes del fútbol chileno. Uno de ellos Colo Colo, donde Piñera es dueño.

Fue en ese periodo, cuando la oposición se dio un festín, amenazó con una comisión investigadora en la Cámara, que no prosperó, y el diputado Pepe Auth, “el hombre ardiente del PPD”, acusó llamados telefónicos y dijo en la prensa que en “lo ocurrido con Mayne-Nicholls y Bielsa están las huellas del Presidente Piñera”.

Como un dato importante de la causa quedará en la historia también la venta de las acciones del Subsecretario Gabriel Ruiz Tagle, quien cerró la polémica de su inhabilidad cuando el consuegro de Piñera, Hernán Levy -presidente de Cerámicas Santiago, ex vicepresidente de Consalud y Mega Salud, entre otros- adquirió el jugoso paquete de acciones.

El estudio, realizado entre el 3 y 29 de noviembre a 1.102 personas de todo el país, arrojó también un panorama desolador pero recurrente en los atributos del mandatario. Su eterno problema: retrocesos en los ítem “genera confianza” y “es creíble”.
_____
Foto: Presidencia