Encuesta Top de The Clinic Online: ¿Se debería prohibir la comida chatarra en los colegios?

Esta tarde se votará en el Congreso una ley que pretende instaurar una nueva prohibición en Chile. No se trata del tabaco, del alcohol ni de curiosas sustancias. En esta ocasión, el origen del mal se encuentra en la comida chatarra. De aprobarse la curiosa modificación legal, se prohibiría la venta de comida chatarra en los colegios. Preocupados ante esta inquietante realidad, el equipo de The Clinic Online realizó una encuesta con la siguiente pregunta:

¿Se debería prohibir la comida chatarra en los colegios?

Rafael Gumucio, escritor y periodista:

Prohibir no, me parece pésimo. Pero creo que deberían hacerlo como con los cigarrillos. Tienen que poner una foto de Don Francisco y de Willy Sabor encima de las galletas, con el mensaje “Si consumes esto vas a quedar así”. Así nadie comería. Yo nunca he comido eso de la chatarra, no me gusta mucho. Encuentro horrible lo de la comida chatarra, pero la solución que se plantea es peor. La prohibición de cualquier tipo de cosa, siempre es un muy mal remedio. Creo que lo que sí podrían prohibir es tener un ministro chatarra en educación.

Julio Isamit, líder de la Revolución pinguina:

Eh…. no sé weon, no cacho nada, no lo he revisado. No es un tema que me interese. Pero lo que te puedo decir es que yo en el colegio no comía nada de comida chatarra. Estaba más preocupado de la calidad de la educación.

Emeterio Ureta, el Marques del Arrayán:

Eh… me parece por un lado una medida sana. Pero por otro lado es de lo mas ridícula y estúpida que hay. Cuando yo estaba en el colegio no había comida chatarra, porque yo estaba en un colegio cuico y elegante donde se comían exclusivamente sandwichitos de jamón con palta en pan de hoja. Esto de las papas fritas y de los palitos picantes es una solución barata que ha venido ahora en estos últimos 10 o 15 años. Porque esto es algo que nos metieron los norteamericanos. Nosotros deberíamos comer cosas chilenas como sopaipillas, cebollitas fritas o pepinos endulzados; cosas más típicas de Chile. Cosas más nuestras, pero estas suitiquerías de las Hamburguers y del Bacon es una copia barata de lo que trajeron los gringos.

Julio Cesar Rodríguez, panelista de Bienvenidos:

Ah!!! Amigo no veo que tenga que ver yo con el tema. Yo ahora estoy metido en una reunión muy importante. Si gusta me llama después…

Rodolfo Carter, concejal de La Florida:

Estoy en lo de la Municipalidad ahora. No sé qué importancia tiene lo que me están preguntando. No tengo tiempo ahora.

Teresita Reyes, actriz y ex gorda:

Me parece que esto es algo fabuloso. Porque yo, como ex gorda, te puedo decir que es una enfermedad horrorosa. Y si viene de un niñito chico es incontrolable. Yo el otro día vi la foto de un niño que tiene apenas 1 año y pesa 60 kilos. ¿Tu sabes la cantidad de obesidad infantil que tenemos en nuestro país? Este es un problema grave que tenemos que atacar ahora, porque sino vamos a tener obesos mórbidos en la edad de la adolescencia, que es donde se gatillan todas las enfermedades. Todo lo que hagan para combatir la obesidad infantil tiene mi absoluto apoyo. ¡Este es un tema que yo he estudiado tanto! Yo en el colegio comía berlines, pan amasado; pero la comida era más sana. No existían las papas fritas, yo engordaba porque comía mucho, pero no tenía colesterol, simplemente era gordita. Ahora está la cagada con la comida, con los helados, la crema Chantilly, con las papas fritas, con las frituras, los doritos; es un desastre. ¡Qué atroz que era una encuesta no más esta weada! Este es un tema muy sensible para mí, que me tocó la fibra.

Gustavo Pradenas, productor:

Es que depende lo que se entiende por comida chatarra. Porque si suena así como “comida chatarra” nadie debiera comer comida chatarra. Yo me eduque en los colegios en donde podíamos comprar esas famosas negritas, natur, manicitos y el famoso Loly. Esto va a terminar con el Loly en los colegios. Yo creo que la felicidad de los niños pasaba por comer algunas sustancias. Me parece que esta es una medida demasiado drástica. Con esto van a salir los traficantes de negritas, los traficantes de super 8 y de sustancias. Sobre todo de sustancias y de todo tipo de sustancias.

Hombre Terremoto, adivino telúrico:

Bueno, si es malo para el organismo, como dicen los especialistas, encuentro que está bien que lo prohíban. Yo en el colegio no comía mucho de eso, porque en mi tiempo se vendían casi puros dulces. Estas cosas modernas traídas de Estados Unidos, que tienen un exceso de grasas saturadas, de sal, hacen muy mal. Por lo que está bien que lo prohíban. Lo malo es que la gente ya está acostumbrada lo que nos impone el Imperialismo.

Pablo Araujo, libretista y panelista de CQC:

Hola! Eh… mira, es que estoy en una reunión. Creo que es un tema divertido y hasta sé porque me están llamando, pero ahora no puedo. Llámame en diez minutos.

Juan Carlos Latorre, diputado DC:

Creo que es necesario precisar que lo que es comida chatarra. Porque me parece que el concepto es demasiado amplio y mientras no se precise da para todo. Yo creo que, así como se ha discutido, no me extrañaría que dentro de poco… Jajaja!!! tengamos un mercado negro Jajaaj!!! efectivamente para super 8, chocolates; en fin, toda esa comida individualizada como chatarra. Pero lo que me parece absurdo, es que se haga hincapié en la prohibición de ventas y no en aspectos educativos.

Juan Cristóbal Guarello, periodista deportivo:

Me parece bien que se prohíba. Yo en el colegio no comía mucha comida chatarra. Pero me parece bien, porque en el colegio hay pendejos almuerzan puras cochinadas. Con esto se podría generar un mercado negro de las porquerías. Esto es algo que está relacionado con la responsabilidad del Estado. Tampoco podis vender cigarrillos en los colegios. No sé si esto puede fomentar una vida más sana, pero está bien que el Estado se haga cargo de un tema que es preocupante.

Francisco Kaminski, notero de farándula:

Me parece bien por un lado y mal por otro. Me parece bien porque no hace bien, pero me parece mal, porque es rica. Yo en el colegio consumía mucha comida chatarra. El super 8, la hamburguesa con queso en el recreo… era de lo mas rico. Jajajaja!! Creo que con esto se puede generar un mercado negro al interior del colegio. El cuidador, el inspector, van a tener su negocio por dentro. Va a subir el precio de las papas fritas, si o si hay gente que va a meter la comida. No se saca nada con prohibirlas, habría que revisar todas las mochilas. Va a terminar la PDI investigando los dulces en las mochilas de las niñas.


The Clinic Newsletter
Comentarios