Estudio preliminar encargado al Idiem, Instituto de Investigaciones Estudios y Ensayos de Materiales, de la Universidad de Chile, estima en 2.830 millones de pesos el costo máximo con que se debería indemnizar a la Constructora Kodama por sobrecostos en le ejecución del corredor Pedro Aguirre Cerda. La cifra es seis veces menor al dinero que inicialmente pagaría el Ministerio de Vivienda tras el informe del DICTUC.

Se complica el panorama al interior del Ministerio de Vivienda (Minvu) luego del informe del IDIEM de la Universidad de Chile, que estimó en 2.830 millones el pagó máximo con que se debería indemnizar a la polémica Constructora Kodama por los sobrecostos y atrasos en la ejecución del corredor Pedro Aguirre Cerda del Transantiago.

El informe, recibido por el Minvu en la tarde del pasado lunes, cuestiona en 48 páginas el acuerdo inicial de enero pasado entre el Serviu y Kodama que indemnizaría con 17 mil millones de pesos al ejecutor privado para detener una demanda contra el organismo estatal debido a los costos extras en la ejecución de las obras.

El documento establece que el Serviu debería pagar a Kodama seis veces menos que lo pactado inicialmente en enero, transacción que autorizó en su momento la renunciada ministra Matte, quien posteriormente congeló la el pago tras la advertencia de que podrían haber irregularidades.

De esta manera, el Idiem detectó errores por parte del Serviu en el cálculo del pago que recibiría la cuestionada constructora. El organismo de la Universidad de Chile asegura que el ente estatal de vivienda ignoró los procedimientos establecidos para la estimación de sobrecostos debido se incluyó en estos las numerosas ampliaciones de plazos para entregar las obras, a pesar de que los cambios de fechas fueron pactados a través de un acuerdo entre el Serviu y Kodama.

Así las cosas, el informe de la Universidad de Chile se enfrenta y cuestiona el estudio del Dictuc de la Universidad Católica, documento que sirvió de referencia para establecer los 17 mil millones de pesos como pago de indemnización a Kodama. Un dato no menor es que este estudio del Dictuc, fue encargado por la propia constructora con datos proporcionados por la empresa.

Ante las convulsionadas aguas que se viven en el Serviu ayer renunciaron Antonio Llompart, director Metropolitano del organismo, Rafael Marambio, subdirector jurídico y Franz Greve, subdirector de Pavimentación, por su responsabilidad en el llamado caso Kodama.