“No se trata de investigar a cada persona”

Para quienes no hayan leído nada de nada de lo que ha pasado en los dos últimos días, hay que decir que la nueva idea del gobierno es ésta: monitorear lo que los ciudadanos comunes y corrientes dicen en las redes sociales para saber de qué están hablando.

La empresa que ganó la licitación para hacerlo es Brandmetric. Y Sebastián Gumucio, su gerente general, se defiende.

-¿Cuál es el alcance del monitoreo?

-Toda la web. No sólo twitter. También blogs, medios. Incluso monitoreamos lo que dice el The Clinic Online. Pero no hay que confundir. Si tú en tu facebook le comentas a una amiga algo sobre alguien yo no podría ver eso. La herramienta se mete en ámbitos de información pública.

-Pero aunque sea pública el usuario nunca ha pensado que la recepción pueda ser que lo vea un monitoreo del gobierno.

-Es que ahí hay un mal entendimiento de cómo funciona twitter. En Facebook puedes bloquear información.

-En Twitter también.

-Pero cuando emito un comentario, y alguno de mis followers lo retwittea, puede llegar a un follower fuera de la red. Es la naturaleza de twitter. Ser más expansivo. ¿Tú tenis tweetdeck  ?

-No

-Bájalo y pon un tema ,y tú misma podìís ver lo que quieras.

-Pero yo soy yo. A nadie le importa que yo espíe o no.

-Bueno eso es bien relativo. Si esto no se trata de investigar a cada persona. Habría que tener un ejército de gente para investigar lo que dice cada persona. Imagínate la cantidad que se necesita para investigar, perseguir, etcétera. Si al final lo que importa es si quinientas mil personas nos dicen: “No nos gusta Hidroaysén porque…”.

-Pero lo dicen en las marchas. ¿Cuál es la necesidad de hacer esto?

-El volumen de las conversaciones en las redes sociales es muy grande. Manejarlo en forma manual es prácticamente imposible. La preocupación principal de la gente es “Ah, me van perseguir” y no es así.

-Pero pueden ser localizados geográficamente.

-Pero eso es porque Twitter lo permite. La persona pone a disposición su información privada. Ahí es un tema de responsabilidad de la gente.

-Igual Twitter es reducido como para tomarle el pulso a la gente.

-No es tan reducido.

-Pero es abc1.

-No tanto. La gente conversa en las redes sociales en horario de oficina. La penetración es mucho más grande de lo que uno piensa.En Chile hay ocho millones de cuentas de Facebook. Y te sirve la herramienta porque, dentro de toda la conversación, puedes ver temas relevantes. Nosotros monitoreamos Castilla. Si tú ves Castilla con Hidroaysén te das cuenta que generó el mismo nivel de impacto, pero como lo botaron no duró nada en el tiempo. Y si no tuvieras la herramienta, no podrías deducir que aunque Facebook es el que llama a la protesta no sirve para propagar la protesta. Sirve twitter.

-¿No se abre el gobierno un flanco innecesario al hacer esto?

-Puede ser.

The Clinic Newsletter
Comentarios