Ministro alemán de finanzas jugaba sudoku mientras Angela Merkel le entregaba 130 mil millones de euros a Grecia

Comentarios