Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

5 de junio de 2012

El homenaje a Pinochet es un atentado a la democracia

El premio Nobel de la Paz en 1980, Adolfo Pérez Esquivel, considera una «aberración» el homenaje que se prepara para Augusto Pinochet y pidió al Gobierno que prohíba el acto programado para el próximo domingo en el Teatro Caupolicán, porque a su juicio es «un atentado a la democracia». «Es una aberración. El Gobierno debe […]

Por

El premio Nobel de la Paz en 1980, Adolfo Pérez Esquivel, considera una «aberración» el homenaje que se prepara para Augusto Pinochet y pidió al Gobierno que prohíba el acto programado para el próximo domingo en el Teatro Caupolicán, porque a su juicio es «un atentado a la democracia».

«Es una aberración. El Gobierno debe suspender ese acto. Debe prohibirlo porque es un atentado a la democracia. O se han olvidado que asesinaron a un presidente constitucional elegido por el pueblo, como Salvador Allende, y las muertes, las torturas, las desapariciones de personas de miles de chilenos. Hacerle un homenaje a un criminal es querer avalar la tortura, los golpes de Estado y las violaciones a los derechos humanos», afirmó.

El fundador del Servicio Paz y Justicia (Serpaj) se reunió esta mañana con organizaciones de defensa de los derechos humanos y dirigentes estudiantiles para expresar, además, su rechazo a la base militar estadounidense ubicada en el Fuerte Aguayo, en Con-Con. Durante esta jornada participará en la Asamblea Continental del Serpaj.

«No es una garantía de nada para Chile ni para América Latina la base militar. Además, la experiencia que tenemos de las bases norteamericanas en toda América Latina son nefastas. Son los que han apoyado todos los golpes de Estado. Representan el intervencionismo. ¿Qué beneficio tiene para Chile y América Latina?», advirtió Pérez.

Agregó que lo único que se busca con las instalaciones militares es reprimir las manifestaciones sociales y eso «es violar el derecho del pueblo a manifestarse. Es antidemocrático».

«No necesitamos ejércitos extranjeros. Necesitamos recursos para la vida y para el desarrollo de los pueblos. Ningún ejército es garante de la paz. Además tenemos las experiencias. Por ejemplo, cuando se dice que se defiende la libertad y la democracia, yo he estado en Irak 12 días. Hice 2 mil kilómetros de desierto. Hubo en Bagdad bombardeos donde se mataron 600 niños con sus madres. ¿En nombre de qué?», enfatizó.

El premio Nobel de la Paz pidió al Presidente Sebastián Piñera que deje en libertad a los presos políticos mapuche y busque una solución justa para sus demandas.

«Está pasando en muchos países donde se les aplica la ley antiterrorista a los movimientos sociales. En el caso de Chile a los mapuches. He hecho un llamado al Presidente Piñera para que ponga en libertad a los presos políticos mapuche. No le puede aplicar la ley antiterrorista a quienes están defiendo su territorio, su vida, su identidad. Es antidemocrático», recalcó.

Temas relevantes

#españa#Pérez Esquivel

Notas relacionadas