El Premio Nacional de Historia en 1992, Sergio Villalobos, salió a defender el actuar policial en La Araucanía diciendo que “el gobierno ha usado la fuerza policial con excesiva prudencia en La Araucanía”, en una entrevista publicada por el diario El Austral de Temuco.

Según el historiador, los mapuche “después de cuatro siglos de evolución ya no son propiamente indígenas, sino que son mestizos chilenos, igual que todos los chilenos. Todo el alegato de discriminación y deuda histórica es falso”.

A juicio del autor de ContraDictadura, la visión del pueblo mapuche es “es conservadora, retrógrada, va hacia atrás y no reconocen todo lo que se ha avanzado”, pues ellos ya están integrados a la sociedad.

A juicio del académico la postura de los mapuche sólo tiene fines políticos en gran medida, algo que comparten con “el Partido Comunista, las tendencias de extrema izquierda, el populismo, los antropólogos, los políticos y los periodistas, que son fabricantes de noticias truculentas”.

Según Villalobos, es obligación del Gobierno garantizar la libertad, la propiedad y el derecho a la vida de todas las personas y por eso se tiene que emplear a la fuerza policial. “Y yo diría que la ha empleado con excesiva prudencia, con excesiva condescendencia… ahora parece que la cosa se va a ampliar porque hay mayor dotación policial y recursos, pero es obligación del Gobierno”, señaló.