Imputada de morder la cara de una modelo tras accidente vehicular asegura ser inocente

Imagen: Nancy Unquén

Inocente de todos los cargos en su contra se declaró una mujer de 26 años quien fue formalizada por morder la nariz y robarle el celular a una modelo en Puerto Montt tras un accidente.

Se trata de Nancy Unquén, quien dice estar siendo injustamente acusada de la brutal agresión que sufrió en su rostro la estudiante universitaria y modelo puertomontina de 22 años de edad Katherine Torres, durante la madrugada del pasado 29 de septiembre.

La mujer, quien es representada por el defensor penal público Alejandro Ibáñez, alegó que la investigación en la que se le imputa ser la autora de un supuesto robo con violencia, es sesgada y poco objetiva.

Por estos motivos su abogado se encuentra solicitando diligencias para demostrar la inocencia de su representada, quien permanece en libertad luego de que el Juzgado de Garantía negara la prisión preventiva solicitada por el fiscal Marcelo Maldonado y dejara a la imputada sólo con arraigo regional y prohibición de acercarse a la víctima.

Nataly explicó que la principal prueba que existe en su contra es el testimonio de quien es a su juicio real autora de estos hechos, su cuñada a quien identificó como la “Tota”.

“La policía le tomó declaración a la Tota y sólo con su testimonio decidieron imputarme el caso. A ninguno de los otros siete que estuvimos esa noche ha declarado, ni a mí se me consultó lo que pasó. Yo reconozco que esa noche, después de que la Tota golpeó a Katherine, una amiga y yo tratamos de separarlas y mientras lo hacíamos vi el celular de la joven (Katherine) en el suelo y cometí el error de tomarlo y dejármelo. Eso hice, pero en ningún caso la golpee ni la mordí, todo lo contrario, traté de ayudarla”, dijo Nataly Unquén.

Para probar la versión de su imputada, el defensor de Nataly, Alejandro Ibáñez, solicitó esta semana que se tomen declaraciones a posibles testigos del hecho y se investigue si existen registros de video de las cámaras de seguridad del puerto mercante, ubicado en frente del lugar en el que ocurrieron los hechos.

Unquén agregó que esta imputación errónea le ha traído consecuencias familiares y laborales. “Mis hijos, de 5 y 8 años de edad están muy afectados y en la escuela donde trabajo como auxiliar de aseo no ven con buenos ojos que yo esté envuelta en este problema. Sólo quiero que esto se aclare y que la verdadera responsable pague por lo que le hizo a Katherine. Yo estoy dispuesta a responder por haber tomado su teléfono, pero no por el daño que le hicieron en su cara”, dijo la imputada.

La historia

Durante los últimos días, distintos medios han recogido la historia del hecho. Después de que el automóvil conducido por la joven chocara con el furgón en el que viajaba la agresora a eso de las 4 de la mañana del sábado 29 de septiembre.

En esos momentos Katherine Torres regresaba a su casa después de trabajar en la discoteque Sala Murano de Puerto Mont, cuando al llegar al sector de Angelmó su vehículo chocó con un furgón que viró en “u” en medio de la calle.

Torres relata que bajó a ver los daños, pero al intentar llamar a Carabineros fue agredida por una mujer. Tras la golpiza, los ocupantes del furgón, cerca de ocho personas, se fueron llevándose el teléfono de la víctima, quien quedó con graves lesiones.

Al día siguiente el conductor del furgón llegó hasta la Segunda Comisaría de Carabineros para denunciar el robo del vehículo. Mientras lo hacía se encontró con Katherine Torres, quien estaba denunciando los hechos.

Ella de inmediato lo reconoció y de esta forma la policía uniformada inició una investigación que terminó con dos personas detenidas, el conductor del furgón y Nataly Unquén (quien había abordado el vehículo de pasajeros después de asistir a la discoteque Acuarius de Angelmó junto a parientes y amigos). Ambos fueron formalizados como autores de robo con violencia y quedaron con medidas cautelares de arraigo regional y prohibición de acercarse a la víctima. Esto, luego de que el Juzgado de Garantía rechazara la prisión preventiva solicitada por la Fiscalía.

The Clinic Newsletter
Comentarios