“A la Concertación la veo desunida. Está pa’ la cagá. Pero quiero hablar de mi partido. En el PS hay mucho mariconeo. Yo soy de la nueva izquierda y hay gente que se candidatea a concejal que jamás he visto. Va una hueona que es canuta, que no la conoce nadie, y llevan puros palos blancos. Son todos unos sin vergüenza. Por eso no me identifico con ningún hueón, porque me considero una compañera del pueblo y no de los zánganos. Soy una persona que lucha por el poblador, que lo ayuda a conseguir cosas en la municipalidad, pero ahora ni siquiera existe eso. El sábado pasado hice un bingo para ayudar a una compañera y se me estaban metiendo tres candidatos. Les dije que se fueran, porque eran puros fariseos. Este ya no es un partido consecuente con el obrero y el trabajador. Por eso no voy a votar por ningún hueón.

En la Concertación se las arreglan entre ellos, porque no quieren perder. Pero ahora nosotros les vamos a pasar la cuenta. Esta hueá es bien clara: nos cagaron y ahora nosotros los vamos a cagar. No soy resentida, pero me gustan las hueás bien hechas. Si yo tuviera cuarto medio me hubiera tirado hace rato y me los habría cagado a todos, porque a mí no me gusta la mentira.

Han venido todos los candidatos a tirarme papeles, pero yo no los pesco, les digo que no me ensucien el patio. Si la gente acá no le va a echar papeles a la olla. Nosotros queremos salvar a los cabros que están en la droga, ayudar a las mamás solteras, hay mucha necesidad. Pero este viejo culiao del Piñera no ha hecho ninguna hueá.

¿Sabís por quién me la voy a jugar? Por la Michelle. No va tener que ni siquiera poner un cartel, porque va a salir al tiro. Porque las ‘grandes alamedas’, ‘los huerfanitos’, y ‘la cacha de la espada’ son todos unos sinvergüenzas culiaos… Judas, traicionaron a mi partido”.