Un empresario que llamó a Cencosud para eliminar un seguro de cesantía, perdió los estribos y puteó a medio mundo pidiendo hablar con la cuarta fortuna del país en una grabación que comenzó a regarse por las redes sociales.

Al más puro estilo del señor Zañartu en La Oficina del Jappening con ja, el furioso cliente garabatea a la mujer que lo atiende en el servicio al cliente y luego a su supervisor, tratándolo de “hueco de mierda” y calificando al empresario dueño de Jumbo y Almacenes Paris de “ladrón” y “sinvergüenza”.