Mario Desbordes, secretario general de RN: “El partido no está ganando casi nada con el pacto con Kast”

El dirigente asegura que al menos cinco candidatos del movimiento de Felipe Kast serán parte de las primarias partidarias, pero cuestiona que los postulantes de Evópoli “no han sido capaces de generar cercanía, de saludar a las personas, de darle un apretón de manos o un besito a los dirigentes por lo menos”.

Ad portas del consejo general de este sábado, donde serán proclamados los candidatos que competirán en primarias, el secretario general de RN, Mario Desbordes, asegura que su colectividad está ganando muy poco con el pacto parlamentario con el ex ministro Felipe Kast y afirma que las bases del conglomerado son reticentes a esta alianza. “El único beneficio para nosotros es que abrimos la cancha a gente que no pertenece a los partidos y para Evópoli que tiene cinco candidatos que llegaron directamente a ser pre candidatos a diputados y eso cuesta en política. Mucha gente hace el servicio militar antes de eso, son concejales, después alcaldes y así, se sacan la mugre trabajando por años con las juntas de vecinos. Ellos llegan por otra vía”, sostiene.

Usted ha sido muy crítico del pacto con Evópoli, ¿por qué?
He sido partidario del pacto con Evópoli desde el principio. El partido se abre a independientes, a profesionales que han trabajado lealmente con el Gobierno, pero le pedimos a la gente de Evópoli cosas que no cumplieron. Yo conversé con Juan Sebastián Montes para pedirle que nos reuniéramos con los dirigentes regionales hace varios meses atrás. Le dije que era importante que se les presentara a las bases a los candidatos, de modo tal que ellos saludaran, y entraran por donde corresponde, por la puerta. Lamentablemente eso no sucedió y las bases de RN sienten hoy que los candidatos Evópoli son impuestos desde arriba, que no nos representan. Las declaraciones de Felipe Kast han sido, además, bastantes desafortunadas. Ha dicho que se ha querido imponer liderazgos locales sin peso electoral, porque él no ha entendido que la gente nuestra defiende su trabajo y tenemos buenos candidatos en regiones. Si hubiéramos logrado que Evópoli fuera a terreno, sería distinto. Pero no han sido capaces de generar cercanía, de saludar a las personas, de darle un apretón de manos o un besito a los dirigentes por lo menos. Por eso se rechazó a sus candidatos en Viña del Mar, Curicó, Ángol y Puerto Varas, pero van a tener al menos cuatro o cinco de sus nueve candidatos compitiendo en primarias.

Pero alguna ganancia debe haber para el partido para que se haya ratificado el pacto con el movimiento de Kast hace un par de semanas atrás…
Algo…En todo acuerdo es importante que ambas partes ganen. Kast nos dijo que estaba interesado en la senaturía de Concepción y que Montes iba a competir en Puerto Montt. Lamentablemente sin decir agua va, se nos bajaron los dos y por lo tanto el gran beneficio para RN desapareció. RN no está ganando casi nada con el pacto con Kast. El único beneficio para nosotros es que abrimos la cancha a gente que no pertenece a los partidos y para Evópoli que tiene cinco candidatos que llegaron directamente a ser pre candidatos a diputados y eso cuesta en política. Mucha gente hace el servicio militar antes de eso, son concejales, después alcaldes y así, se sacan la mugre trabajando por años con las juntas de vecinos. Ellos llegan por otra vía.

¿Más expedita?
Menos esforzada, pero es legítimo.

En Evópoli se ha señalado que si todos sus candidatos no llegan a primarias, se desahuciaría el acuerdo, ¿qué le parece?
No les he escuchado decir eso, pero sería insólito. Ahora, lo que sé que han dicho es que RN tiene que cumplir con lo pactado, y lo cierto es que ellos se comprometieron a llevar diez candidatos, a que Kast fuera por Concepción y Montes por Puerto Montt y nada de eso se cumplió. Nosotros hemos tratado de cumplir, pero hemos tenido dificultades en los consejos regionales para que los candidatos presentados sean electos.

¿Le ha faltado manejo político a Kast? Su decisión de competir por Santiago los complicó no sólo en Concepción sino que también abrió un frente de conflicto con la UDI.
Para ser justos, con o sin Kast, siempre hay ajustes de última hora. En el PS Fidel Espinoza anunció que no va a primarias para apoyara a Rabindranath Quinteros en el sur. Esas cosas pasan. Y bueno, en la Octava tuvimos a Kast, luego a Cristián Monckeberg, que hizo un esfuerzo, pero se bajó luego de que se fijaran primarias que no deberían haberse fijado y porque nos garantiza mantener el doblaje en Las Condes. Y el asunto con la UDI pudo ser complejo, pero en rigor nunca nos pidieron blindar a Patricio Melero, no hubo ruido en ese sentido.

En su caso, debió cambiarse del distrito 27 porque Melero decidió no insistir en Santiago tras la candidatura de Kast, ¿le complicó esto?
Siempre he estado proclamado en dos distritos, el 16 que es donde yo vivo ahora y otro es el 27 que es donde me crié. Soy cisternino de infancia, de juventud, estudié en una escuela pública en La Cisterna, en un colegio con número en El Bosque, tengo redes de amistad, mucho cariño. Irme para allá no me complica y claro, también está relacionado con la decisión de Melero de no competir por Santiago, porque no se estila que un secretario general le compita al presidente de un partido aliado. Son reglas no escritas. Me voy, debo decirlo, a un distrito difícil, aunque en esta elección hay varios que están muy complicados.

¿El riesgo de doblaje tiene que ver, a su juicio, con el buen posicionamiento en las encuestas de Michelle Bachelet?
Obviamente el posicionamiento de Bachelet hace que la tarea sea más complicada, pero en los últimos meses se han ajustado las cifras. Hasta noviembre era esperable un triunfo en primera vuelta, ya no. Y ahora que la ex Presidenta tiene que salir al ruedo, vamos a tener al frente a una candidata y no a una figura idílica. Nosotros vamos a hacer el mejor esfuerzo. Andrés Allamand no sólo empató a Laurence Golborne, sino que lo supera, y no lo decimos nosotros. Hace poco salió una encuesta de Corbiobio ratificando estos datos. Eso sumado a candidatos competitivos debería dejarnos en una buena posición.

¿Entre los buenos candidatos estará el presidente del partido, Carlos Larraín?
Nos ha dicho que sí. Ha querido mantener el suspenso, pero va, aunque está cansado y la familia quiere que no vaya, pero le he dicho a la familia que si se queda en la casa lo van a traer de vuelta en un mes, porque es hiperkinético y los volvería locos en la casa.

The Clinic Newsletter
Comentarios