Carlos Peña sobre Jorge Awad: “Los bancos no abusan. Los que abusan son los banqueros”

En su vitrina semanal en El Mercurio, el rector de la Universidad Diego Portales le dedicó varias palabras al presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras, señalando, entre otras cosas que éste “se equivoca medio a medio cuando se queja y se hace el ofendido porque el gobierno hace valer la ley de protección a los consumidores. Y hace además el ridículo cuando declara a voz en cuello que ¡no va a aceptarlo!”. El abogado también aprovechó para referirse a los consumidores que se quejan contra los abusos, declarando que “rebelarse contra los abusos no es, pues, algo revolucionario es simplemente un asunto de cordura”

El abogado y rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, se dirigió durante el día de hoy al caso BancoEstado y la polémica que han causado los dichos de Jorge Awad, presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras quien la semana pasada llegara a decir que se “ha abusado de la palabra abuso” en cuanto a los cobros excesivos a miles de clientes.

En ese sentido, Peña señaló en su columna de El Mercurio que Awad “tiene toda la razón. Los Bancos son una entidad abstracta, una entidad meramente convencional que, como el mercado, la Iglesia o el Estado, carece de propósitos, intenciones, voluntad, deliberación o cualquier otra forma de subjetividad ¿Cómo podrían, pues, abusar? Jorge Awad tiene, no cabe duda, toda la razón. Los bancos no abusan. Los que abusan son los banqueros. Y ese es el problema”.

Peña luego se refirió al capitalismo y cómo este sistema económica necesita “reglas morales para funcionar bien. Sin esas reglas, que sujetan el apetito de los seres humanos (los únicos seres que porque pueden elegir, pueden ser reglamentados), tarde o temprano se va al suelo, se desprestigia y pierde toda legitimidad”. El abogado además agregó que estas virtudes deben imponerlas las sociedades y hacerlas cumplir en base al derecho para que de esta forma la gente pueda tener confianza: “esa es la razón de por qué la economía neoinstitucional ha insistido tanto que la existencia de buenas reglas e instituciones es tan importante para el bienestar social, o incluso más, que las riquezas naturales”.

En ese sentido, el académico agregó que las leyes de protección al consumidor se defienden en casi todos los países del mundo, defendiendo a los ciudadanos de las cláusulas abusivas: “Por eso Jorge Awad se equivoca medio a medio cuando se queja y se hace el ofendido porque el gobierno hace valer la ley de protección a los consumidores. Y hace además el ridículo cuando declara a voz en cuello que ¡no va a aceptarlo!”, escribió Peña, quien agregó que también “se equivocan quienes insinúan que porque la gente pide reglas contra los abusos, se principian a deteriorar las bases del sistema”.

El rector de la UDP finalmente cerró su espacio de los domingos señalando que un capitalismo sin reglas es simplemente mercantilismo o piratería y que “rebelarse contra los abusos no es, pues, algo revolucionario es simplemente un asunto de cordura”.

No hay caso.

Cuando se deja al mercado capitalista entregado nada más que al combustible de la ambición, los problemas brotan a cada paso. El ánimo innovador de los emprendedores se desliza hacia la transgresión; el apetito de ganancia se transforma en codicia; el propósito de disminuir los costos de transacción se traduce en falta de garantías; y la defensa de los bancos, como la que llevó adelante Jorge Awad, se convierte en otro abuso, pero esta vez de la paciencia y de la racionalidad.

Es la paradoja del capitalismo.

Para que funcione hay que protegerlo de los capitalistas.

Comentarios