Juan Manuel Zolezzi, rector de la Usach: “Yo sentí que Beyer siempre como que nos miraba en menos”

Juan Manuel Zolezzi, rector de la Usach: “Yo sentí que Beyer siempre como que nos miraba en menos”

El rector de la Usach condenó los dichos de la ministra Schmidt y disparó contra la gestión del ex Jefe de la División de Educación Superior, Juan José Ugarte, y con la relación que tuvieron los rectores con el ministerio de Educación durante la era Beyer. Además, señala estar disponible para un colaborar en política y valora que los dirigentes estudiantiles hayan decidido candidatearse al parlamento.

¿Cuál es el panorama hoy después de dos años de movilizaciones y agenda electoral cargada a ese sector? Mira, lo primero que se me viene a la mente es que la situación está estancada en este momento. Por un lado tenemos al gobierno, que tiene algunos proyectos de ley que son la expresión de lo que podría ser su agenda en educación superior o lo que quedó de su agenda bajo la presión del movimiento estudiantil. Tres proyectos malos que no van a prosperar en este período. El de Superintendencia, en particular, yo creo que lo que hace es dar una razón para que haya lucro. Ahora, la ministra nos planteó que su principal preocupación eran los estudiantes de la U. del Mar, pero públicamente no veo que lo haya. ¿Y desde el movimiento estudiantil? Yo creo que, junto a otros actores, dieron vuelta el programa de gobierno del Presidente Piñera, han estado ya dos años y medio en este tema, pero hoy día ellos también han botado la posibilidad de hablar con el gobierno, de trabajar en los proyectos de ley. Entonces, los veo un poco esperando qué pasa el 11 de marzo para ver con quién sentarse a conversar. Ellos han dicho que quieren tensionar el ambiente y hacerlo más crítico lo más cercano a las elecciones. Yo diría que eso es un poco injusto en el caso de las universidades tradicionales, porque hemos sido precisamente las del Consejo de Rectores las que hemos estado colaborando y generando propuestas con el gobierno y que se alinean muy bien con el movimiento estudiantil. Los puntos convergentes con la Confech el 2011, por ejemplo. Entonces, me parece injusto que como universidades estemos pagando las consecuencias. No me es entendible el tema de las paralizaciones y tomas. Este año el tema partió por la pérdida de becas, la requintilización. ¿Siente que ustedes están pagando los platos rotos? Mira, ese es un tema legal, un tema que hay que hacer, pero no tienes para qué hacerlo hoy día, a esta hora y en este momento. El ministerio de Educación no lo había hecho nunca, sólo las universidades. Yo me imagino las sospechas del Ejecutivo de que muchos estudiantes recibían beneficios y no se justificaban, pero los resultados primarios no nos dicen eso. En definitiva, la información no ha sido la adecuada, la mecánica no ha sido la adecuada y ha sido muy inoportuno. Salvo que alguien haya tenido otras intenciones, que sea tenernos a todos jodidos sobre el tema. ¿Alguien como quién? No sé. Alguien que salió del Mineduc. ¿Usted habla del ex encargado de Educación Superior, Juan José Ugarte? No sé pues. El que haya estado a cargo. Es que no entiendo. Nosotros siempre le respondemos a Contraloría, entonces no entiendo por qué justo este año decidieron centralizarlo. Y cuando se vienen los primeros problemas, se puede ver un camino distinto o retroceder y después seguir avanzando. Pero justo después del proceso se fue el jefe de la Divesup. Bueno, sí, este tema está radicado en la Divesup. Piñera, Beyer y el gobierno ¿Cómo ha sido la relación estos años entre el Cruch y el gobierno? Tenemos diferencias internas y eso es normal en un grupo de 25 rectores, donde cada uno tiene sus propios problemas. A pesar de eso, con la presión existente, se ha mantenido unido en los temas valóricos, de principios y en temas como avanzar en equidad, igualdad de oportunidades. Independiente de que nos han dado con la PSU y nos van a seguir dando. Y eso es bueno y malo porque a veces se ha hablado de una pared infranqueable y algunos ministros hablaron de defensa corporativa. Yo voy a defender mi universidad a lo que dé lugar y si eso es interés corporativo, lo siento mucho. O sea que esperaban lo que venía. Yo creo que nadie podría haber pensado algo distinto porque traen una lógica distinta a la que tuvieron los 20 años anteriores, sin que signifique que antes lo hayamos pasado el descueve. Porque si hubiéramos tenido todo lo que hubiéramos querido, todo esto no habría pasado. Pero en este gobierno hubo un cambio en la forma de relacionarse. El trato, el mirarte por sobre el hombro, el decir “aquí ustedes están diciendo puras tonteras”. ¿Con cuál de los cuatro ministros fue ese trato? Yo diría que fue distinto con Lavín y es distinto hoy día con la ministra Schmidt, que fue complejo con Bulnes pero que fue infernal con Harald Beyer. Y bueno, fue muy compleja durante todo el tiempo con el ex jefe de la Divesup (Ugarte), independiente que teníamos mayor comunicación. ¿Con Beyer no se podía conversar? O sea, se conversó con Beyer pocas veces. Pero fue muy complejo. Yo creo que no tenía interés de hablar con nadie. Yo sentí que él siempre como que nos miraba en menos. Como que los problemas nuestros eran de escuelitas, de cabros chicos. ¿Qué opinión tiene hoy del Presidente Piñera? Mira, yo tiendo a pensar que los presidentes en general no son malas personas. No creo que él lo sea y que a algún presidente le interesa que le vaya mal a Chile. Lo que ocurre es que el Presidente tiene sus sesgos y sus compromisos políticos, tiene que cumplir con ciertos objetivos que se trazan y también con ideas que ellos están convencidos de que son buenas. Uno puede estar convencido de una idea, pero tiene que confrontarla con los actores involucrados. Así se consiguen buenas ideas. Eso, aparte de la personalidad de los individuos. Pero tuvimos poco diálogo, quizás porque no corresponde. Para eso tiene ministros. O sea que faltó diálogo. Mira, a mí me tocó en la reunión en La Moneda después del accidente en Juan Fernández, y yo me di cuenta que fuera de que el Presidente tenía clara la película, porque se nota que es un estudioso y no improvisó, pero después no había nada preparado para continuar y esa reunión podría haber sido muy fructífera para seguir conversando. Se perdió todo ese esfuerzo. ¿Qué espera de lo que queda de gobierno? Todavía falta un poco, pero ya está en la recta final. Tiene que gobernar hasta el último día, pero yo creo que han habido avances en otros ámbitos. En educación se avanzó muy poco en calidad, que era lo que fundamentalmente habría que haber hecho antes de repartir recursos. En el tema lucro nada, estamos igual que antes. Los estudiantes de la U. del Mar están dando vuelta sin ninguna solución. En lo del marco regulatorio tampoco nada. No hubo esfuerzo por invertir en las universidades del Estado y se confió mucho en el tema de los convenios de desempeño, que no permite el desarrollo de una universidad en el largo plazo. Bachelet y la política ¿Cómo ha visto las propuestas de los candidatos? Ustedes se reunieron con Bachelet. El Cuech (Consorcio de Universidades del Estado) le entregó un documento a todos los candidatos presidenciales y la idea es juntarse con todos. La primera que aceptó rápidamente Bachelet, entiendo porque al otro día iba a anunciar su plan y le convenía hablar. ¿Cómo fue esa conversación? Muy buena. Ella reconoció que estos puntos estaban como pendientes y que pensaba enfrentarlos en su gobierno. Y al otro día anunció muchas de las cosas que habíamos conversado. No lo sacó de ahí, claramente, pero nos dejó bastante satisfechos. En el foro también me dejó satisfecho lo que dijo Orrego, con excepción de la gratuidad que él lo ve un poquito diferente. Y la propuesta del senador Gómez es una buena propuesta pero un poco más extrema. Además falta bajarla todavía. No vi el otro foro, pero parece que fue muy poco tocado el tema. Usted asumió como rector justo el año que asumió también Bachelet. ¿cómo fue la relación en ese tiempo y qué cree usted que va a hacer ahora? Yo diría que con Bachelet la relación no fue muy distinta que con Piñera. Hablamos pocas veces, pero quizás un poco más. Ella me nombró en la Comisión Asesora Presidencial y ahí dijimos varias cosas que si se hubieran hecho quizás no hubiéramos tenido los problemas de ahora. O los tendríamos encaminados para mejorar. Después nos costó trabajar con los ministros porque tenían otra prioridad. En el Mineduc, que es el tremendo ministerio, la Divesup era de cuatro personas. A mi me tocó luchar, porque fue una lucha, la ley de incentivo al retiro. Aunque ahí el escollo no estuvo en el Mineduc, estuvo en el ministerio de Hacienda. ¿Con el actual precandidato Velasco? Con el ahora candidato, claro, aunque nosotros hablábamos con los de más abajo. Pero fueron muy duros y no entendían o no querían entender. Eso fue una experiencia muy dura. Y yo creo que parte de lo que fue sucediendo es que Hacienda fijó las políticas de desarrollo del país y colocando las prioridades. Yo te aseguro que para un economista de este gobierno, de lo que han estado o los que vienen, no sé si sea prioridad la educación del Estado. Ya le tengo pánico a quién va a ser el próximo ministro de Hacienda. Yo creo que los economistas trabajan demasiado con modelos, son demasiado teóricos y conocen muy poco de la práctica y de la realidad. Y con modelos no necesariamente se puede gobernar un país. La propuesta de Bachelet está elaborada por economistas. No lo sé, me han dicho eso. Aunque dije que habían excepciones. Ud. cree que es válida la desconfianza hacia ella por lo que ocurrió en su gobierno. Me ha costado entender esta postura, este afán de no creer en nada. Yo conviví con los dirigentes del 2011 y muchos de ellos ahora son candidatos a diputados. En ese momento renegaron de todo y bueno, ahora cambiaron y están en esta otra postura y yo los apoyo. Uno tiene derecho a equivocarse, sobre todo en los movimientos que son ágiles, que van cambiando. Pero un candidato que no hace ofertas no tiene posibilidad de hacer nada. Y es normal que la política estudiantil se transforme luego en política parlamentaria o de gobierno. Eso es natural. Está bien, fue una época y ahora es otra. Hoy tienen la oportunidad y ojalá les vaya bien y ganen. Eso le va a inyectar energía joven al parlamento. Les tengo que recordar que en su momento dijeron que no, pero me parece bien. Además son de un buen nivel intelectual y si pudiera votar por alguno de ellos lo haría. ¿Y qué pasa con usted, ha pensado en pasar a la arena política? No está en mi una campaña política, soy un disciplinado ciudadano. Distinto es si te piden colaboración. Ahora, he estado ocho años en el frente de la batalla, con los estudiantes, contra carabineros, me incendiaron el auto, me han agarrado a chuletas, escupos, de todo. Sin embargo, me gusta mucho esto. Pero de ahí a ser candidato político a algún cargo, no es mi tema. ¿Y ser parte de un gobierno? Si a mí me pidiera un gobierno determinado, si fuera o viera que mis ideas son coherentes con lo que se me está pidiendo, no tengo ningún problema. Lo peor es negarse si uno puede contribuir. Le digo porque circula el rumor de Zolezzi futuro ministro... Jeje... pero eso lo pusieron en el blog de El Mercurio, cuando yo dije que me parecía realizable la propuesta de Bachelet y ahí dijeron “qué, este weon se está candidateando, comunista de mierda, tal por cual”. Si alguien me lo pide y estamos de acuerdo, no hay problema. Pero no estoy buscando un cargo tampoco, ya tengo 61 años. ¿Va a votar en primarias? Sí. ¿En cuál de las dos? Jeje, yo soy independiente así que me van a dar para las dos. Pero me imagino que votará por una y no en la otra. En una de esas voto en las dos jajaja.
Comentarios
Sabía ud que... A VECES CANTO ODAS, OTRAS VECES SOLO ALGUNOS MINUTOS. -------------------------------- Sabía ud que... HAY PERSONAS TAN MALÉFICAS QUE SON EL SEXO DEVIL. -------------------------------- Sabía ud que... LOS MÁS SUPERSTICIOSOS SON LOS CARPINTEROS PORQUE ESTÁN TODO EL DÍA TOCANDO MADERA. -------------------------------- Sabía ud que... EN LOS CARRETES DE LOS ZANCUDOS SIEMPRE HAY ALGO PA PICAR. -------------------------------- Sabía ud que... NO SOY NI DEL SEXO DÉBIL NI DEL SEXO FUERTE, SOY DEL “SEXO, POR FAVORCITO”. --------------------------------