Un llamado por twitter para recopilar todos los datos posibles sobre la contabilidad “subterránea” del Partido Popular de España, que tiene hoy al presidente Mariano Rajoy entre la espada y la pared por supuestos sobresueldos, es hoy la más completa base datos de los llamados “Papeles de Bárcenas”.

Antonio Delgado, un periodista de extensa trayectoria, hizo un llamado al ver que el diario El País -que publicó primero la denuncia a fines de enero pasado- no liberaría toda la información sobre las fotocopias del cuaderno del ex tesorero del PP, Luis Bárcenas. Así se transformó en el editor de #AdoptaUnCorrupto que ha sido catalogado como un movimiento ciudadano por internet para revelar la información exacta sobre el caso de corrupción que complica al gobierno español.

“Hice un llamado y en poca horas ya teníamos toda la información. Luego la estructuramos y subimos a un excel en google docs y lo dejamos abierto para que la gente siguiera aportando. Este contenido debería ser público de acceso para todo el mundo, ¿no?”, dice Delgado.

Según el periodista, una de las razones para impulsar la iniciativa era cumplir con entregar la información que los medios no publicaban de forma completa y que él considera “debe ser accesibles y reutilizable por cualquier persona, para investigadores o periodistas que quieren sacar otra historia o visualizar de una manera diferente la información o el tratamiento que han hecho”.

Sus comentarios son porque tanto en el diario El País como en El Mundo, que publicó el lunes pasado toda la contabilidad hasta ahora conocida en documentos escaneados, no han procesado los datos como se debe para poder cruzarlos y que se verifique quiénes y cuánto dinero entró y salió de esta “contabilidad B” del partido oficialista español.

“El Mundo lo que ha hecho es básicamente publicar el escaneado con la letra original de Bárcenas. Y mira, es complicado de leer la letra y encima esa contabilidad que llevaba estaba muchas veces escrita rápidamente o con abreviaturas, lo cual hace más complicado. El País, cuando publicó, puso unas cosas como “ilegibles” porque no fueron capaces de entender las palabras que tenía. Entonces, ¿qué hicimos nosotros? Pedimos ayuda por twitter y aparecieron dos personas, revisamos ortografía y luego hicimos un fast checking para corroborar. Apareció una persona que es experta en escritos de la edad media nos echó una mano para entender la letra de Bárcenas. Y otra persona nos ayudó con las abreviaturas y hoy tenemos un consolidado con el excel más completo de contabilidad sobre este caso desde 1990 hasta 2008.

Transparencia por internet

Delgado señala que la documentación ha sido chequeada con las noticias que han salido desde entonces y con transformaciones de pesos, porque una parte de la contabilidad está en pesetas y otra en euros, lo que ha complejizado la transcripción de los medios.

¿Esto es para que lo ocupe la ciudadanía o es un instrumento para periodistas?

Sí, es para la gente, porque entonces cómo cuentas en una noticia en papel o un artículo tradicional 700 filas con información contable de un caso de posible corrupción. Es complicado porque la gente no se queda con tantos nombres o tantas filas (de excell), pero tiene que verlos, visualizarlos de alguna forma. Entonces, la manera más accesible para que cualquier persona es que pueda hacer búsqueda del documento y sea más accesible a la ciudadanía.

¿Qué es lo que buscas con este trabajo?

La idea es poder realizar proyectos con estos datos. El grueso de la información ya está, pero hay que darle un poco de contexto.

¿Pero qué tipo de proyectos?

Mejorar la visualización a través del periodismo de datos, hacer gráficos, infografías… que la gente se invente cosas para mostrar eso. Eso es lo que quiero fomentar, que la gente que está inquieta con este tema y tenga una idea una forma diferente de mostrar los datos, lo pueda hacer. Es tanta la cantidad de información que se produce mucho ruido y la gente no sabe exactamente de qué estamos hablando, quién es quién y eso lo que hay que evitar.

Todo esto, claro, en el contexto de una grave crisis política del gobierno de Rajoy. ¿Cómo ha sido la revelación de datos durante este tiempo?

Mira, date cuenta que aquí estamos a finales de julio y vamos a entrar en agosto, que acá es el mes en que la gente se va de vacaciones y se olvida de todo. Entonces la idea, lo que estamos viendo, es que el gobierno apela a que en estas semanas, seis semanas que quedan para septiembre, el tema se vaya diluyendo y cuando llegue a septiembre al final ni se acuerde. Por eso es importante seguir trabajando en ello porque yo creo que el caso de Bárcenas es suficientemente grave como para que la ciudadanía pida respuesta constantemente y todos los días. Que no pase que algo que fue tremenda noticia no tuvo ningún efecto.

Esto también es una función que ofrece internet y que no aguanta el papel, los medios tradicionales. ¿También es un llamado a los medios a renovar sus herramientas para informar?

Pues claro. En primer lugar, la crisis que tenemos de los medios, realmente es una crisis de producto porque el producto que se ofrece hoy en día la gente no lo quiere. Porque se queda corto o porque los medios tienen la información para innovar, mostrar otras formas del concepto de artículo escrito, pero no lo hacen. Muchas veces lo urgente no los deja hacer lo importante, pues, es importante decir que hay otras formas de hacer periodismo.

¿Cómo se lleva a cabo sin que se filtren datos falsos?

Mira, acá la gente filtró por Anonymus la contabilidad del PP, la oficial, que era una información de 4 gigas y medio. De repente, la gente empezó a bajar esos archivos y empezó a compartir por twitter lo que veía. Un trabajo de periodismo de datos así puede tardar meses, pero la gente comenzó a compartir esa misma tarde lo que veía y de repente empezaron a salir datos falsos. Salió uno que decía que el PP se había comprado un pony con esos dineros, lo que era falso. ¿Cómo lo supimos? Porque un periodista lo chequeó y confirmó que no era así. Entonces, debe contar con un periodista en jefe editando la información porque si no podemos estar subiendo datos falsos. Esa es la base del periodismo, porque tenemos que hablar de hechos. Por eso creo que es fundamental enfocarlo desde un punto de vista periodístico.

En términos políticos, Rajoy está contra la pared. Se está pidiendo que explique los hechos ante el congreso y se estudia que vaya a declarar. ¿En qué ha influido el que los datos estén libres circulando sobre este caso de posible corrupción?

La información está toda, o, al menos, la que sabemos. El problema que pasa aquí es que mucho de estos delitos estarían ya prescritos. Ahora, más allá de eso, creo que es más importante el tema ético y moral. Porque una cosa es que tú como político o jefe de gobierno haya cometido un delito que está prescrito y otras las implicaciones éticas o morales que eso tiene que tener. Creo que eso es importante y la ciudadanía española tiene que reclamar. Es un momento importante para que España y la sociedad española debata sobre qué sociedad queremos, no solo por los recortes.

¿Y a tu juicio, con el trabajo de ustedes, crees que Rajoy y la cúpula del PP cometieron ese delito fiscal?

Mira, eso lo tiene que determinar el juez Ruz -quien lleva adelante el caso-, él tendrá que determinar lo que ha pasado. Lo que sí tengo claro es que el juez, que puso a Bárcenas en la cárcel, ha trabajado sobre la base que los documentos son ciertos y Bárcenas ha reconocido que los papeles son suyos, con lo cual legitima la investigación y que los datos son ciertos. Ahora veremos cómo va el tema judicial. Creo que es importante que independiente de eso la gente tenga acceso a esos datos.

Debes estar muy contento con lo que lograste después de un simple “tuit”.

La verdad que sí, que estoy muy contento, es una de las cosas positivas de internet. Que la gente apoye estas iniciativas altruistas y que haga lo que le venga si quieren, cosas artísticas inclusive, no sé… unas camisetas con la contabilidad, todo es bienvenido. Esto está abierto y es bueno que la redes sociales se ocupen para que cada uno ponga su grano de arena y cada uno pueda aportar para un proyecto común. Y como dice alguna gente, esto es un movimiento para poner más transparencia y aportar contra la corrupción política española. Eso es importante. Saber cómo hacerlo y liderar esto para que la investigación llegue a buen término. Y que esto genere una ley de transparencia, que no tenemos y que toda la información que se genere sea pública. A mi no me vale que El Mundo publique en un papel 20 años de contabilidad, manuscritas o como fotocopias. A la gente no le vale eso, hay que procesar la información.