Foto: Streetdrugs.com

El GHB (gamahidroxibutirato) es una droga que comienza a preocupar a las policías europeas por sus peligrosos efectos.

Se consume en pequeñas ampollas y está disuelta en soluciones salinas. Se le apoda ‘la droga de las violaciones’ porque si una persona la consume pierde la conciencia y la voluntad según informa un mando policial español a ABC.es.

Con estos efectos, la droga se ha popularizado para robar o agredir sexualmente a personas en fiestas. El GHB suele meterse en el trago de la víctima y luego de unos momentos de ingerida la droga, la persona queda inconciente. Tras esto, el delincuente tiene toda la libertad de actuar, sea para robarle o agredirle sexualmente.

Según el medio citado, el GHB se usa principalmente en recintos de entretenimiento gay españoles, lo que ha provocado que diversas organizaciones de derechos homosexuales se organicen para prevenir este peligro.