Francisco Vidal por crédito a Bachelet: “El problema de la UDI es que no piden préstamos, se financian con donaciones secretas”

El ex Vocero aseguró que el gremialismo está intentando sacar una ventaja electoral de una situación que, a su juicio, se ajusta perfectamente a la Ley. “Estos cabros están muy perdidos, están ansiosos y angustiados porque saben que van a perder”, agregó.

El ex ministro de Interior y presidente del Banco Estado en el período 2006 – 2007, Francisco Vidal, adjudicó a una mezcla de “ignorancia” y “mala leche” los cuestionamientos hechos por parlamentarios UDI al millonario crédito que recibió Michelle Bachelet por parte de la entidad estatal, solicitado para financiar su actual campaña presidencial.

En conversación con The Clinic Online, el ex vocero aseguró que la operación por $2.506 millones se ajustó estrictamente a la ley, destacando que este tipo de créditos “viene ocurriendo desde el año 2003, cuando a cada candidatura el Estado le devuelve 690 pesos por votos”.

“Pero el problema de la UDI es que ellos no piden préstamos, porque el 80% de su financiamiento de campaña lo hacen a través de donaciones secretas de las grandes empresas”, expresó Vidal.

En la misma línea, el ex titular de Defensa emplazó al diputado UDI Gonzalo Arenas, -principal crítico de la operación-, a que diga “cómo se financia su campaña, que diga quién le pasa el billete”.

“Estos cabros están muy perdidos, están ansiosos y angustiados porque saben que van a perder”, lanzó el profesor de Historia acusando un aprovechamiento electoral de la situación por parte del gremialismo.

Vidal descartó que exista un conflicto de interés en la operación, señalando que “el presidente del banco fue designado por Piñera, el vice también, y el gerente general, que lo designó Bachelet y fue mantenido, es nada menos que el hermano del Presidente (Pablo Piñera)” .

Tras ello, el militante PPD indicó que en cada elección los diferentes candidatos se adjudican créditos bajo condiciones similares que Bachelet, a las que acceden gracias a las facilidades estipuladas en la ley de Gasto Electoral.

“Lo que pasa es que el chileno de a pie no tiene el aval del Estado, los candidatos sí. Ahora, esto hay que explicarlo, si la gallá así en frió no entiende, hay que explicarlo”, concluyó.

Comentarios