La exitosa tenista norteamericana y ex número 1 del mundo, Serena Williams, confesó que en el pasado tuvo problemas para llevar su exuberante anatomía, planteando que le costó “aprender a aceptarme a mí misma y a mis curvas”.

“Ninguna atleta tiene las tetas como yo”, dijo en una entrevista concedida al magazine Du Jour, -que recoge Clarín de Argentina-, expresando con ello que ahora ya puede conversar abiertamente sobre su cuerpo.

“Crecí con un montón de hermanas. Yo era la más joven y estaba realmente gruesa. Mi hermana Venus era tan alta y delgada…Vivir en una sociedad en la que mucha gente es delgada era duro”, agregó.

“Por eso le digo a la gente que aunque tenga veintiséis o veintisiete años es normal que pueda sentirse incómoda consigo misma. Yo lo estaba. Y no es fácil aceptarlo, me llevó un tiempo”, concluyó.

Como no podíamos dejarte con las ganas te mostramos un video con sus mejores imágenes:



MÁS VIDEOS DE THC AQUÍ