Con la firma de un Manifiesto por la Educación Pública, los actuales miembros de la Confech y un grupo de ex líderes estudiantiles que hoy postulan al Parlamento, reiteraron y confirmaron el apoyo a las demandas estudiantiles en el próximo congreso.

Los ex dirigentes Camila Vallejo, Giorgio Jackson, Gabriel Boric, Francisco Figueroa y Daniela López se sumaron a los actuales representantes estudiantiles en la Confech y la Cones en el compromiso que buscará, de llegar al Parlamento, impulsar la reforma educativa que permita educación gratuita y de calidad, entre otras demandas históricas del movimiento.

“Quienes respondemos a este llamado por parte de los dirigentes estudiantiles, estamos no sólo comprometiéndonos, sino reafirmando ese compromiso porque los cambios que vengan, tengan que ser participativos y no excluyendo a los actores sociales”, dijo Giorgio Jackson.

En tanto, el candidato independiente por Magallanes, Gabril Boric, llamó a estar pendiente del debate “trivializado” de la educación y a mirar las propuestas en profundidad, “más allá de los titulares”.

El encuentro también contó un emplazamiento explícito a los candidatos presidenciales y parlamentarios a apoyar las demandas del movimiento, las que han sido anunciadas como claves por la mayoría de los candidatos.

El anuncio de hoy es también parte de una declaración -publicada como carta este domingo en El Mercurio– del presidente de la Fech, Andrés Fielbaum, y el presidente de la Feuc, Diego Vela, en la que señalaron que las nuevas candidaturas, en especial las surgidas por los dirigentes universitarios, deben “reconocer y asumir las demandas históricas del movimiento estudiantil como los mínimos indispensables de un cambio al sistema educativo”.

“No podemos seguir delegando en un congreso heredado de Pinochet”, señaló Fielbaum, quien además agregó que de no legislar junto a los movimientos sociales de nada servirá el esfuerzo de los estudiantes de los últimos años.

En la cita, participó como representante de los estudiantes secundarios el vocero de la Cones, Moisés Paredes. La Aces, en cambio, sólo fue parte de la reunión anterior a la conferencia de prensa, en la que expresaron su molestia y decidieron restarse de la actividad conjunta.

Acá el Manifiesto: Los desafíos que exige una nueva educación para Chile

Desde el 2011 hasta la fecha en todos los rincones del país se ha puesto de manifiesto la necesidad de avanzar hacia una sociedad garante de derechos. Lucha protagonizada, entre otros movimientos, principalmente por el estudiantil, cuya fuerza, como ninguna otra desde la transición, ha ampliado los límites de lo posible, llegando a cuestionar el rol subsidiario del Estado y la primacía del mercado sobre nuestras en vidas.

Sin embargo, la estrecha democracia legada por la dictadura y la primacía de intereses minoritarios han impedido que estos cambios se realicen. Entendemos que ello depende del involucramiento y participación de los actores sociales hasta hoy excluidos, pues cuando hemos delegado en la política institucional, sólo hemos encontrado frustraciones. El camino señalado por las movilizaciones abrió la puerta a un conjunto de reformas por más democracia e igualdad, cuya realización requiere la participación de los actores sociales en su diseño e implementación y no tan sólo en su diagnóstico.

En este manifiesto, los abajo firmantes declaramos nuestro compromiso con las demandas históricas del movimiento estudiantil y social por la educación, contenidas en los diversos documentos que este mismo ha ido construyendo y actualizando; a saber: una educación de excelencia que se deba a la sociedad y no al mercado, que en tanto derecho universal no admita lucro en ningún establecimiento, considere como pilar fundamental una educación pública, laica, democrática y pluricultural, y garantice gratuidad mediante financiamiento directo del Estado hacia las instituciones. Esta visión ha madurado hacia otras áreas en las que el individualismo, la competencia y los principios de mercado han primado, como la salud, la previsión, el trabajo, y el conjunto de ámbitos que debieran estar garantizados como derechos sociales. Son la espina dorsal de una democracia plena.

El mejoramiento de la educación, en definitiva, no admite medidas parciales ni anuncios ajustados a la superficie de las consignas pero opuestos a sus principios. La prolongación de formas de financiamiento, medición y regulación subordinadas al principio de competencia, sólo lograrán perpetuar la separación entre la educación y la sociedad, reduciendo al mercado lo que es el principal pilar de nuestra democracia y nuestro desarrollo.

Creemos también con fuerza y convicción que no podrá existir una solución a la problemática educacional sin que en ella se incorporen en la definición de contenidos y en su implementación, activamente las opiniones y visiones del movimiento estudiantil y social por la educación, incluidos estudiantes secundarios, técnicos, universitarios, apoderados, asistentes de la educación y profesores. Dichos actores se han constituido como interlocutores legítimos ante la sociedad, para encauzar este proceso de transformación profunda, por lo que no pueden ser excluidos por una institucionalidad que hoy no es del ancho necesario para representarlos plenamente.

Hacemos un llamado a todos los candidatos al Congreso y a la Presidencia de la República, a leer los documentos emanados por el movimiento estudiantil y social por la educación, a comprender su dimensión transformadora y, finalmente, a hacer suyos estos lineamientos. Aquí no se trata de cómo parchar el actual sistema educativo, sino de cómo construimos entre todos la educación que se ha defendido en las calles. Asumir estas demandas, y garantizar espacios directos de participación e incidencia para las organizaciones que las han defendido. De esta manera, ponerse al servicio de las demandas mayoritarias que buscan construir participativamente la educación que queremos para un nuevo Chile.

Firmantes

Andrés Fielbaum (presidente Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile)
Diego Vela (presidente Federación de Estudiantes Universidad Católica)
Marco Velarde (presidente Federación de Estudiantes Universidad Central)
Victoria Moreau (presidenta Universidad Federico Santa María de Santiago)
Pablo Flores (presidente Universidad Alberto Hurtado Alberto Hurtado)
Pablo Reyes (Universidad Bernardo O’Higgins)
Mario Domínguez (secretario general Federación de Estudiantes Universidad de Valparaíso)
Leonardo Espinoza (presidente Universidad Federico Santa María, Casa Central)
Moisés Paredes (vocero, Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios)

Camila Vallejo (candidata diputado PC, La Florida)
Gabriel Boric (candidato a diputado Izquierda Autónoma, Magallanes)
Giorgio Jackson (candidato a diputado Revolución Democrática, Santiago Centro)
Francisco Figueroa (candidato a diputado Izquierda Autónoma, Ñuñoa-Providencia)
Karol Cariola (candidata a diputada PC, Recoleta)
Daniela López (candidata a diputada Izquierda Autónoma, Valparaíso)