El voto presidencial vale la módica suma de $686. Eso es lo que estipula la Ley Nº 19.884 sobre el gasto electoral, que devuelve esa cantidad de pesos por cada sufragio obtenido por los candidatos que presentan su balance financiero al organismo estatal, luego de los comicios. En esa devolución se ampara la mayoría de los postulantes, quienes piden créditos bancarios acordes con los votos que van a sacar.

Por ejemplo, en 2005 Michelle Bachelet solicitó un préstamo por 2000 millones al entonces Banco del Desarrollo. Tras su triunfo, el Servel reembolsó 1.677 millones a la ex presidenta. En esa misma disputa, Piñera financió el 91% de su campaña con un crédito de $3.578 millones. Sin embargo, el 25,1% que obtuvo en primera vuelta le retribuyó “apenas” $927 millones desde el Servel. O sea, votos es igual a plata; y gastar más de lo que se estima en las urnas es un salto fatal a la quiebra.

Además, la ley concibe el adelanto de dinero a los candidatos presidenciales, y entrega la facilidad de que sea el Servel el que pague directamente a proveedores de servicios y materiales, como palomas de publicidad y avisos radiales. Por otra parte, acepta que hayan aportes privados y reservados, los que impiden saber la identidad de los financistas.

Consultamos a los comandos de los nueve candidatos presidenciales -ordenados aquí abajo según la posición en la papeleta- cuánta plata están gastando, de dónde la sacaron y cuánto esperan que les devuelva el Estado. Esto es lo que dijeron y no dijeron.

1-Franco Parisi, independiente.

Según lo informado por el polémico candidato independiente en el programa “El Informante” de TVN, hace poco solicitó un préstamo por $400 millones al Banco Estado para la recta final de su campaña, el que se está utilizando en material audiovisual para mostrar en la franja televisiva.

Además, Parisi aprovecha la autogestión de los adherentes, como detalla en su sitio web: “La mayoría de los gastos de viajes han sido cubierto por las instituciones, en su mayoría centros de alumnos, que invitan y organizan la charla”. En la misma página se publican aportes por 7 millones y medio de pesos.

A estos número se debe sumar la venta del famoso Porsche del candidato, cuya transacción adelantó en su franja y luego confirmó a través de Twitter. Según el sitio Chileautos, el precio promedio de un vehículo usado de esa marca anda por los $20 millones, por lo bajo.

Así, el “poder de la gente” sumaría unos 427 millones. Aunque a esa cifra pública se deben sumar los costos en desarrollo que serán justificado luego en el Servel.

Si Parisi obtiene el 10%, equivalente a unos 750.000 votos, el organismo deberá devolver $514 millones, lo que cubriría el gasto electoral del abanderado.

2-Marcel Claude, Partido Humanista.

El candidato del movimiento “Todos a La Moneda” detalló personalmente los gastos en que ha incurrido su aventura presidencial. “La primera parte de la campaña nos costó más o menos $50 millones, y la cubrimos con créditos personales, de consumo; la segunda parte, en tanto, la hemos financiado con un crédito con el BancoEstado por $110 millones”, parte diciendo luego de participar en el debate de la Archi, en el GAM.

“Pero además hay otros recursos. Nosotros tenemos $1500 millones en trabajo voluntario y en recursos gestionados por los propios comandos, que son 350 a lo largo del país. Por ejemplo, un joven que está medio día todos los días trabajando gratuitamente en el comando tiene un valor monetario. A eso se suma lo que juntan vendiendo chapitas y haciendo peñas. Nosotros hemos sumado todo el trabajo voluntario, y llegamos a una cifra de $1500 millones. Si yo hubiera tenido que pagar ese trabajo, como lo hacen prácticamente todos los candidatos, yo tenía que haberme conseguido un crédito de 1500 millones de pesos, para lo que no tengo ninguna posibilidad”, completa Claude.

Además, el economista detalla el costo que tienen los avisos radiales. “Pagar avisajes en las radios, es tremendamente caro. En la radio Bío-Bío comprometimos a pagar 30 millones por el avisaje que nos están dando. Ese compromiso es a partir de la devolución del Servel”.

Así, Claude suma $160 millones sólo en préstamos bancarios. A esto deben sumarse los aportes privados y los millones que se gastarán en lo que queda de campaña. En todo caso, si el ex director del Diario Uno llega al 5% del electorado, recibirá por parte del Servel una devolución de $250 millones.

3-Ricardo Israel, PRI.

El secretario general del PRI y jefe de campaña de Ricardo Israel, Eduardo Salas, contó que “nosotros nos financiamos en conjunto con la campaña de cores, que son 220 candidatos, y la parlamentaria, que son 27. La campaña la financia el partido con un crédito de $150 millones que pidió el candidato al BancoEstado con el aval del partido y que sirve para la candidatura presidencial y las otras”. Además, Israel cuenta con “alrededor de $60 millones, que es el anticipo que le pedimos al Servel”.

Desde el PRI señalaron que no han realizado “ningún evento para reunir plata. Lo que nuestra gente reúne en regiones lo gasta en sus propias candidaturas”.

En todo caso, Salas está confiado en que “nos va a alcanzar con la devolución del Servel. En la última parlamentaria el PRI sacó 230 mil votos; si calculas, eso da una cantidad similar a la cifra que se pidió como crédito”. Efectivamente, con 230 mil votos el fisco deberá devolver $157 millones al líder del regionalismo.

Sobre otras candidaturas, Eduardo Salas estimó -al ojo- que “Bachelet va a gastar por lo menos 20 millones de dólares, por lo que se ve en la calle. Y Matthei la mitad de eso o incluso menos. A ellos la franja les costó más de 200 millones de pesos y a nosotros nos costó apenas $14 millones. Los principales grupos económicos apostaron a Bachelet. Son los Luksic, los Angelini y los Matte”.

4-Marco Enríquez-Ominami, PRO.

Desde el comando del progresista, informaron que “se han pedido 3 créditos bancarios por un total de 550 millones. Además, hay un aporte propio de Marco por 100 millones de un crédito personal”.

Por otra parte, señalan a The Clinic Online que “se han realizado cenas de recaudación. Se hizo una en un restaurant en Las Condes, otra en San Bernardo y otra en Las Tejas, el clásico restaurant de calle San Diego. Existe también una tienda virtual llamada Donde Marco”.

Efectivamente, Meo convocó el 5 de junio a su primera cena de adhesión en el restaurante La Tasca de Altamar, en Las Condes. En la ocasión, los cerca de cien asistentes pagaron una adhesión de $40 mil y fue posible ver a figuras como el periodista René Naranjo, la actriz Marisela Santibáñez y el cineasta Cristián Galaz. Fueron 4 millones de aporte.

Sólo entre los préstamos bancarios y la cena de Las Condes, MEO suma $654 millones.

5-Roxana Miranda,Partido Igualdad.

En el comando de la pobladora que complicó a Bachelet en el debate del viernes, dicen que “el mecanismo de financiamiento de la candidatura presidencial del partido Igualdad es la Autogestión realizada por cientos de organizaciones de base que harán llegar en los próximos días sus aportes a lo que hemos denominado Campaña por la Soberanía Política”, explica Lautari Guanca, vocero de la candidata y ex concejal de Peñalolén.

Por otra parte, “en el marco de la política de Administración Popular de Fondos fiscales, el partido Igualdad recibió un anticipo de gasto electoral de $50 millones destinando $11 millones de pesos a la producción de la franja presidencial a cargo de Cristián del Campo y un equipo de realizadores voluntarios”. El equipo de la franja ha destacado por adaptaciones como “El país de los ratones”, ilustrado por Carlos Martinez, ex dibujante de Diego y Glot.

Con esto, “Roxana es Pueblo” sería la candidata que menos ha gastado entre los 9 candidatos, peleando codo a codo con Tomás Jocelyn-Holt, que viene más abajo.

6-Michelle Bachelet, Nueva Mayoría.

La cena que el miércoles sostuvo la ex mandataria con el Frente de Empresarios por Bachelet, recaudó alrededor de $200 millones. Sólo para recuperar esa plata, reunida tras un menú de ceviche de camarones, salmón de plato de fondo y una variedad de vinos; se necesitan 300 mil votos según la devolución de gastos de el Servel.

Antes, hubo otra cena celebrada en el restaurant “El Chilenazo”, donde la opción de la Nueva Mayoría juntó $30 millones. También son considerables los dineros recolectados por los puestos instalados en distintas esquinas de Chile.

Estos números se suman al fondo estrella de la ex Mandataria: el crédito del Banco Estado por $5 millones de dólares, algo así como $2.500 millones.

La plata financia la costosa máquina de campaña de Bachelet, que ha incluido traslados en aviones privados al sur de Chile, según consigna El Mercurio. Consultamos a la empresa Aerocardal por el costo de un viaje en un avión Dornier -marca usada por la candidata- a Puerto Montt ¿la respuesta? $10 millones 100 mil pesos para 20 personas, lo que equivale a 15 mil votos según el valor de $686 por sufragio asignado por el Servel..

Desde el comando de la primera ministra de Defensa en la historia de Latinoamérica, señalaron que “el detalle de los costos se va a dar al final. Nosotros vamos a publicar conforme establece la Ley, incluso con mayor detalle todas las fuentes de financiamiento de nuestra campaña. De hecho, lo hicimos en las primarias y lo vamos a hacer con la elección presidencial. Se va a rendir una cuenta pormenorizada”. Respecto a si se va a recuperar lo gastado con la votación, respondieron que “esperamos que así sea”.

En efecto, con los cerca de 3 millones y medio de votos que se necesitan para ganar una elección, el Servel devuelve alrededor de 2 mil 400 millones de pesos. Casi justo para pagar el crédito.

7-Evelyn Matthei, Alianza.

Según estiman en el comando de “un 7 para Chile”, el gasto total sería muy inferior al de Bachelet. “Yo la he acompañado a regiones y debe ser una diferencia de 4-1, por lo menos. En materia de publicidad, mensajes de radio y gigantografía. El costo de funcionamiento del comando debe ser similar, de 4-1”, señala el UDI Gonzalo Cornejo, integrante del comando, quien además cuenta que “se recibió el adelanto de campaña del Servel”.

Además, la campaña de Matthei firmó acuerdos con LAN, empresas de rent-a-car y hoteles, para rebajar los costos.
En lo concreto, Lily Pérez, vocera de Matthei, confirma que la candidata “vendió un departamento y pidió un crédito. En la calle se nota harto la diferencia con Bachelet en afiches y monumentales. Hay una gran diferencia”.

Según dijo hace unos meses la ex ministra del Trabajo, ese crédito es “de 300 millones de pesos, bastante menor que mi contendora. La plata llega de amigos, llega de personas cercanas, pero todo pasa a través del Servel como corresponde, de tal manera que después todo el mundo ve cuánto entró, cuánto salió, cuánto se gastó, en qué se gastó y eso lo haré cuando termine la campaña”.

Si Matthei obtiene un 20% de los votos, como le dan algunas encuestas, el Servel devolverá cerca de mil millones de pesos; lo que obliga a la Alianza a una campaña más pobre.

8-Alfredo Sfeir, Partido Ecologista.

El ecologista señaló que “nosotros nos estamos financiando con fondos del Partido Ecologista Verde, fondos personales y de gente que apoya la campaña. Yo pedí un crédito de 80 millones de pesos”.

“No podría decir cuanto vamos a gastar en total, porque estamos en el punto más intenso, pero va para arriba más que para abajo. La franja televisiva, por ejemplo, costó 55 millones de pesos”, agregó.

Así, Sfeir necesita 120 mil votos para pagar su crédito. ¿Lo logrará? Responde: “no lo sé, no tengo una bola de cristal” ¿O sí?

9- Tomás Jocelyn-Holt, independiente.

El candidato que se sacó la cresta en bicicleta en la previa del debate del viernes, respondió a este medio que “saqué un crédito por un monto muy chico, de 54 millones de pesos, y no pienso sacar otro. No he podido pagar todo el costo que he tenido hasta ahora con cargo a eso. Hay deudas todavía pendientes. El tema de platas va a quedar pendiente a la devolución del Servel por resultado electoral”.

El ex DC informó además que “la franja costó $40 millones, de la cual hay pagada sólo $10 millones. Buena parte del crédito fue a cubrir el grueso de las personas que dieron la firma”.

Así, lo que queda de la franja se va a pagar con la devolución del Servel. Con esto, Jocelyn-Holt necesita unos 80 mil votos para no salir para atrás.

*El comando de Parisi es con el único que no pudimos hablar para tener su versión