El estridente ex primer ministro de Italia Silvio Berlusconi presentó una renuncia a su título de “Cavaliere”, luego  de que el Tribunal Supremo de la península diera a conocer la pena accesoria de dos años de inhabilitación para ejercer cualquier cargo público, debido a su condena por fraude fiscal en el conocido como caso Mediaset.

Para hacer efectiva su decisión, Berlusconi remitió una carta a la Federación Nacional de los Caballeros del Trabajo, encargada de otorgar dicho reconocimiento y que, tal y como ha explicado en un comunicado, ya estudiaba el caso del magnate por sus diversas causas pendientes con la justicia.

“En la vigilia de la reunión de hoy nos ha llegado una carta de renuncia de Silvio Berlusconi, a pesar de que ha acudido al Tribunal Europeo de Derechos Humanos al que ha presentado una solicitud de revisión de los procesos judiciales que le afectan”, refirió el comunicado. En este sentido, la Federación concluyó que “toma nota” de su renuncia.

El que fuera tres veces presidente del Gobierno italiano es conocido popularmente en el país como el “Cavaliere”, título que le fue concedido en 1977, en sus años previos a la política, a la que llegó finalmente en 1994, hace 20 años.