Luego de los serios problemas que ha tenido el censo, el INE confirmó que ha deshabilitado las bases de datos del proceso del 2012 para que los antecedentes sean evaluados en una auditoría técnica..

En un comunicado de la institución firmada por la directora del INE Ximena Clark, se indica que de acuerdo a la “Ley Orgánica Constitucional de Bases Generales de la Administración del Estado”, se requiere de “una auditoría técnica a la base de datos censal”, procedimiento que se realizará “en el más breve plazo posible”.

Con la auditoría se espera un resultado definitivo respecto a los datos del censo 2012, que estuvo lleno de errores a pesar de ser calificado por Piñera como el “mejor censo de la historia”.

Según el INE, el censo presenta “cambios de estructuras de estadísticas vitales, tales como razones por edad y/o por sexo, una omisión de variables claves, por ejemplo en aspectos migratorios, además de deficiencias en las coberturas, particularmente a nivel de comunas”.

La decisión del INE se basaría en estándares de Naciones Unidas, indicando que hay un compromiso de “realizar su máximo esfuerzo en proveer a todos sus usuarios y a la ciudadanía en general, productos que cumplan con los más altos estándares, nacionales e internacionales”.

Hay que recordar que el ministro de Economía Luis Felipe Céspedes, declaró los resultados del censo como “no confiables.