La próxima semana la Presidenta Michelle Bachelet viajará hasta Talcahuano para saldar una vieja deuda que no pudo cumplir por el terremoto y posterior tsunami que azotó la zona el 27 de febrero de 2010.

Según consigna La Tercera, la Mandataria tiene previsto, entre las actividades de su gira por la Región del Biobío, visitar el buque de investigación científica “Cabo de Hornos”, el que resultó dañado antes de que ella, en calidad de “madrina” de la nave, pudiera bautizarlo: la ceremonia estaba prevista justo para la noche del 27 de febrero.

Este será el primer viaje de la Presidenta a los lugares más afectados por el terremoto, y estará acompañada por la nueva delegada presidencial para la reconstrucción, Paula Forttes. En los próximos tres meses, la ex directora el Sename debe entregarle un diagnóstico sobre el proceso llevado adelante por el gobierno de Sebastián Piñera, administración que antes de dejar La Moneda encargó una auditoría externa de los avances para contener posibles críticas.

Vea también Familiares de víctimas del 27-F llamaron a Bachelet a ser “valiente y honrada”