Debate por financiamiento de universidades genera divergencias en la Confech

Dirigentes estudiantiles se refirieron a las declaraciones del ministro Eyzaguirre que repercutieron incluso en el mismo Consejo de Rectores. Esta semana la Educación ha estado en el centro del debate. Luego de que las declaraciones del ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, sobre el trato preferencial que tendrían las universidades estatales con la reforma educacional de Bachelet, el rector de la Universidad Católica de Chile salió a decir que existía un "quiebre de confianza" en el Consejo de Rectores. Ante el debate en la Confech existen visiones opuestas sobre el trato preferencial anunciado por el secretario de Estado, según consignó La Tercera. La presidenta de la Fech dijo estar de acuerdo con darle prioridad al financiamiento a los planteles que dependen del Estado, "la Confech -en 2011- establece en su petitorio prioridad para las universidades estatales y dentro de esas las Ues. estatales regionales que identificamos son las más precarizadas”, sostuvo la estudiante de la Universidad de Chile, agregando que “la discusión sobre educación en Chile no puede ser una defensa corporativa de las instituciones”. Por el contrario Naschla Aburman, presidenta de la Federación de Estudiantes de la UC, sostuvo en un documento la semana pasada, una postura a favor de que universidades tradicionales, pero que no son estatales reciban financiamiento del Estado, “sí estamos de acuerdo en que la UC reciba los beneficios de una universidad pública, pero que de la mano con eso (y aquí puede estar el punto que no se entendió o que no pude explicar bien), es pertinente que avance en el desarrollo de su rol público”, expresó. Para el presidente de la Federación de la U. de Concepción, Javier Miranda, esta “es una discusión abierta; sin embargo, nosotros vamos a definir criterios del movimiento en general y no haremos defensas corporativas por intereses particulares". El dirigente estudiantil enfatizó en que “no estamos dispuestos a que se financie cualquier proyecto privado (…) Si se genera tratamiento especial para universidades privadas que tienen un rol público debe haber modificaciones, pero así tal cual y así de abierta como lo plantea el G-9 nosotros mantenemos distancia de eso”. Distinta es la opinión de su par de la U. de Talca, para Carlos Muñoz, el que una universidad sea privada, no significa que necesariamente tenga un rol público menor que las estatales, “dividir el financiamiento para investigación en relación a si son del Estado o no, me parece un poco injusto”, sostuvo.
Comentarios