Imagen: Pantallazo de CNN Chile

El presidente de la Asociación Nacional de Oficiales Penitenciarios, coronel José Maldonado, manifestó su apoyo a la acción de Gendarmería de abrir las puertas de la cárcel femenina de Iquique a causa del terremoto de este martes.

Según consigna Cambio 21, Maldonado dijo a Canal 24 Horas que “¿Querían que disparáramos a 300 mujeres desesperadas, que luchaban por salvar sus vidas? No señor: se abrieron las puertas de la cárcel”.

En el mismo tono el oficial dijo que se se cumplieron todos los protocolos de Gendarmería ante la emergencia en el norte chileno.

“Al momento del sismo, se trasladó a las reclusas a un patio interior para esperar la llegada de los buses para derivarlas a una zona de seguridad; pero los caminos se cortaron, no hubo transportes, y las mujeres empezaron a presionar” contó el gendarme.

Según Maldonado, la angustia era comprensible por la escasa distancia del penal respecto del mar. “Fue tal la presión de las reclusas, que más que eludir la acción de la justicia, luchaban en ese momento por salvar sus vidas amenazadas por un tsunami, que pusieron en dramática disyuntiva ética a la decena de guardias del penal: o las dejaban salir, o disparaban contra ellas. Optaron por abrir las puertas, y yo estoy de acuerdo con ello” dijo Maldonado.