Tras la Asamblea Pleanaria, de la Conferencia Episcopal, los obispos expresaron preocupación e inquietud por algunas de las iniciativas del gobierno de Michelle Bachelet, como las ideas de evaluar la despenalización del aborto o promover el matrimonio homosexual.

Principalmente lo que genera “graves preocupaciones” se relacionan con la agenda valórica, mientras que las reformas al sistema político y económica “en principio, se perciben como necesarias e incluso urgentes, para caminar en la construcción de una sociedad más justa, equitativa y fraterna”, según consignó Emol.

Para el Episcopado se deben proteger “los grandes valores que están en la base de nuestra cultura e identidad chilena, de profunda inspiración cristiana”.

Asimismo manifestaron su preocupación por iniciativas que buscan despenalizar el aborto en algunos casos, a su juicio estas ideas “abren las puertas para el aborto a todo evento”. “Conocemos dramáticas situaciones en la gestación de una nueva criatura humana y solidarizamos con el dolor de aquellas madres que, por desgracia, muchas veces deben asumir desamparadas su situación. Ella y su hijo son dos víctimas inocentes y de cuyo clamor debemos hacernos cargo. Pero sabemos que el aborto nunca será una solución para una mujer y su entorno”, señalaron.

En relación al matrimonio homosexual, sostuvieron que “la familia fundada en el matrimonio entre un varón y una mujer, y la protección de la vida son imperativos éticos que surgen de la misma razón humana y que la propia Constitución de Chile protege”.

En relación a la reforma educacional defendieron la libertad de enseñanza aunque dijeron que era necesario un cambio en el sistema actual.