Luego de que este lunes la Corte Suprema confirmara la condena del machi Celestino Córdova por el delito de incendio con resultado de muerte, en el crimen del matrimonio de Werner Luchsinger y Vivian Mackay, el hijo de la pareja Jorge Luchsinger, dijo que toma con tranquilidad la decisión de máximo tribunal. Sin embargo aseguró que seguirá a la espera de que la justicia dé con todos los culpables de la muerte de sus padres. Asimismo advirtió que la resolución de la Corte será un pretexto para aumentar la violencia en la región.

En entrevista con radio BíoBío, Luchsinger dijo que a pesar de que la condena fue baja en relación al delito, el proceso se desarrolló conforme a derecho. Sin embargo advirtió que para la familia lo importante es encontrar a todos los que participaron del crimen “nosotros siempre hemos querido saber como familia la verdad de todo lo que pasó esa noche y eso significa que no solamente hubo una persona que actuó, que fue Celestino Córdova, sino que fueron varios más y entablar más allá de las tesis que manifestó la Fiscalía parte de la verdad de lo que dice Córdova es conocer a los demás participantes”.

En relación a la huelga de hambre que anunció el machi tras la decisión de la Corte, Luchsinger dijo que no era extraño para él y que lo único que pretendía era obtener beneficios ante la mirada de organismos internacionales.

En relación a si esto va a aumentar la tensión en la región de la Araucanía, el hijo de los Luchsinger-Mackay dijo que “sin duda que eso va a ser un pretexto para estos grupos sigan actuando y sigan recibiendo más financiamiento desde el extranjero, pero tampoco puede ser esa la causal de que la justicia actúe como tiene que ser”.