Luego de que el Tribunal de Angol, absolviera por segunda vez a Daniel Melinao, acusado por el asesinato del sargento de Carabineros Hugo Albornoz, la esposa del fallecido policía, Marcela Fernández, aseguró que no asistió a la lectura del veredicto ya que “sabía que no iba a encontrar justicia”.

“En mi país, asesinar a un carabinero se toma como algo normal”, dijo Férnandez, según consignó Emol.

Por primera vez la viuda de Albornoz se refirió la muerte de su marido, “no es fácil, recordar todo el sufrimiento y más cuando ha sido tan difícil encontrar la justicia”.

Para ella y su familia “ha sido un proceso muy fuerte. Reinventarse como familia no es fácil y menos ante una pérdida tan repentina. Es complicado, más aún, que mis hijos me vean derrotada o triste o con rabia, con pena. No puedo. Yo quiero que ellos cuando grande, sean personas de bien, tal cual lo tenía programado mi marido”.

Fernández aseguró que en Chile “se humilla, se escupe, se golpea, se quema, se menoscaba a un carabinero, porque viste un uniforme. Pero detrás hay un padre, una madre, un hijo, que lo mínimo que merece es ser respetado”.

En relación a si cree que encontrará justicia por la muerte de Albornoz, su esposa dijo que “qué más podía esperar yo de la Justicia. Me tendré que conformar como la mayoría de las víctimas, con la justicia divina. Esa no falla y tampoco es sorda ni ciega”.