Confech rechaza gratuidad por cuatro años: “los derechos no tienen fecha de vencimiento”

Confech 2014 A1 Mal cayó en el plenario de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) la propuesta planteada por el ministro Nicolás Eyzaguirre de limitar la gratuidad en la educación superior solo por un período de cuatro años. El secretario de Estado señaló en una entrevista este domingo en El Mercurio que el compromiso del Gobierno con "el objetivo de la gratuidad universal", pero indicó que esto se haría "de manera eficiente". "Cuatro años de estudio -lo que duraría un college- me parece un objetivo sensato de financiar para un país de 20.000 dólares per cápita. Lo que exceda a ese lapso debiera ser financiado con cargo a la renta futura del estudiante u otra forma equivalente. Eso compatibiliza correctamente gratuidad con esfuerzo personal y ayudaría a promover los estudios generales a partir de los cuales pudiera seguirse una formación especializada o profesional", señaló el ministro. Ante esto, las reacciones no se hicieron esperar. La presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica, Naschla Aburman, señaló que "los derechos no tienen fecha de vencimiento y la propuesta está descontextualizada". Según la dirigente UC, la propuesta "podría tener sentido en un tipo de planificación de carrera que no es la que tenemos en nuestro país". En la misma línea, Melissa Sepúlveda, presidenta de la Fech, señaló que "la mayoría de las carreras duran cinco años hacia arriba, y cuando nosotros planteamos gratuidad hablamos de todo el proceso educativo". "Es complejo que un ministro desestime proposiciones que ha hecho el movimiento social desde hace tantos años y hoy restrinja todo al programa o a la voluntad del Parlamento", agregó Sepúlveda, en referencia a otra de las declaraciones de Eyzaguirre, señalando que "el movimiento estudiantil no tiene la última palabra". En tanto, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago, Takuri Tapia, remarcó que la idea de Eyzaguirre "no va en la lógica de lo que nosotros hemos planteado de la educación como un derecho social". "Se apela nuevamente a estar financiando la demanda y no la oferta. Además, nos pilla bastante de improviso, entendiendo que, supuestamente, el Gobierno le da importancia a que nosotros, como Confech, vayamos a esa instancia de diálogo, de participación ciudadana", dijo a radio Cooperativa.
Comentarios