Directora de Fonasa que promovía Fondo único de Salud se niega vía Transparencia a reconocer que cotiza en Isapre

La autoridad que promovía un fondo único que reúna los 7% de todos los chilenos para redistribuirlos de manera solidaria, negó información requerida por Transparencia sobre sus cotizaciones personales de salud, desde marzo a julio pasado. Sin embargo, según los datos que entrega la misma Fonasa, la ex Subsecretaria de Salud Pública Jeanette Vega no ha dejado su isapre a pesar de proponer públicamente una reforma por la cual el actual sistema “dejaría de existir”.

Jeanette Vega A1

El 25 de julio pasado, un día después que la directora de Fonasa, Jeanette Vega Morales, declarara públicamente que a su juicio el 7% de salud no era propiedad de las personas sino un impuesto específico a la seguridad social que debería ir a un fondo único y que se redistribuyera de manera solidaria, llegó una solicitud de transparencia a su repartición.

El requerimiento pedía las cotizaciones entre marzo y julio de este año de la misma directora de Fondo Nacional de Salud, además de especificar en qué sistema de previsión de salud se encontraba, si en isapre o Fonasa.

Ante esto, la entidad dirigida por Vega resolvió negar la información al solicitante durante la semana pasada, porque se trataba de información de carácter personal, que podía afectar su vida privada “o la honra de su persona y su familia”.

Sin embargo, la respuesta no fue compartida desde el Minsal, desde donde vieron con muy malos ojos el argumento entregado, tomando en cuenta que existiría un “principio de publicidad” al tratarse de la directora de Fonasa que públicamente se pronunció a favor de reformar el modelo y por el cual “el actual sistema dejaría de existir”.

De todas formas, The Clinic Online accedió a la información sobre el prestador de servicios que tiene Vega, solicitando un certificado de no afiliación en la misma página web de Fonasa. Según ese documento, firmado por la misma Jeanette Vega, la directora se encuentra actualmente afiliada a una isapre y no al Fondo Nacional de Salud, a pesar de dirigirlo desde marzo pasado.

Documento Fonasa Vega

Fondo único

Fue el pasado jueves 24 de julio, cuando Vega lanzó las declaraciones que encendieron las alarmas en las isapres. Durante la “Expo Hospital”, la directora de Fonasa expuso su visión sobre cómo debiera financiarse la salud en el país, proPoniendo la creación de un fondo único que podría reunir los 7% de todos los chilenos y que estos recursos se redistribuyan de manera solidaria, sin dejar que los afiliados a isapres dejen de atenderse en el sector privado.

“El 7% no es propiedad de las personas; es un impuesto específico a la seguridad social y debe ser tratado como tal”, dijo en esa oportunidad, explicando que el fondo abarcaría al total de la población -afiliados de Fonasa e isapres- y permitiría que los cotizantes sanos subsidien a los enfermos que tienen más gastos en salud.

Todo esto, “a través de un cambio legal, porque significa que el actual sistema de isapres dejaría de existir. Eso es un cambio mayor y requiere una discusión en el Congreso”, señaló en esa oportunidad.

Sus declaraciones generaron casi inmediata respuesta en el gremio, aunque ellos ya habrían escuchado su parecer a principios de mayo, cuando la directora de Fonasa participó en la Comisión Presidencial de Reforma a las Isapres.

Sin embargo, ese día su exposición generó amplio rechazo en las isapres. El secretario ejecutivo de la Asociación de Isapres, Rafael Caviedes, señaló que “los excesos y los excedentes hoy se devuelven a las personas, porque la cotización en salud pertenece al trabajador”, mientras que Isapre Colmena señaló mediante una declaración pública que expropiar ese 7% y destinarlo a un fondo común de Fonasa, vulneraba el derecho constitucional de los afiliados a disponer donde ocupar su cotización.

“En este escenario, estaríamos frente a la estatización de la salud y a la pérdida de la libertad que la Constitución les otorga a las personas para escoger el modelo de atención de salud que más les acomode”, dice el documento.

Sin embargo, las repercusiones de las declaraciones de Vega también retumbarían en el ministerio de Salud, desde donde rechazaron esa postura y respondieron firmemente que esa no era la posición del Gobierno, reafirmando declaraciones anteriores de la propia ministra de Salud, Helia Molina.

Helia Molina A1

Las disputas con el Minsal

Tras los resultados de la Encuesta CEP, que ponían a la salud como la mayor preocupación de los chilenos, la ministra del ramo, Helia Molina, apareció en los medios con sendas entrevistas. En declaraciones a distintos medios aseguró que para este gobierno no estaba prevista una reforma estructural en Salud, luego que la encuesta revelara que casi la mitad de los chilenos preferían enviar los dineros que recauda la Reforma Tributaria a ese ítem antes que a Educación.

Sin embargo, las declaraciones de Molina también golpearon la mesa de Fonasa. “La línea del gobierno en salud la conduzco yo y la directora de Fonasa es subalterna mía, pero yo no tengo bozal para la gente que tiene ideas, pensamientos o que son académicos que se han pasado la vida investigando el tema”, dijo a La Tercera.

Al ser consultada por una supuesta molestia con Vega, la ministra señaló que “no voy a dar ese juicio de valor, no veo que haya producido nada aparte de ruidos, que también tienen su intencionalidad. Yo en lo personal no he sentido jamás que me estén desvirtuando lo que es el mandato de gobierno y el mandato de gobierno lo conduzco yo”.

Aunque resulta obvio la autoridad de la ministra sobre la directora de Fonasa, las declaraciones no pasaron inadvertidas. Vega se encontraba en Estados Unidos cuando ocurrió esto, pero no se ha referido al tema desde su vuelta a Chile, la semana pasada.

Según cuentan en el gobierno, el golpe de timón de Molina al tratar de “subordinada” a Vega demostró un distanciamiento entre ambas y ha hecho crecer los rumores sobre los conflictos de ambas autoridades, justo en medio de fuertes críticas a la gestión del Minsal. Ayer, consultada por los medios durante una actividad, la ministra de Salud dijo no estar en ninguna polémica con la doctora Jeanette Vega.

Sin embargo, fuentes de gobierno miran desde cerca los problemas al interior de esa cartera y el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, está constantemente recibiendo informes al respecto. Anteriormente Vega había cultivado cercanía con Bachelet cuando ocupó el cargo de Subsecretaria de Salud Pública en su primer gobierno. De hecho, la doctora era la candidata de Bachelet para asumir en esa cartera en este nuevo periodo, pero un problema administrativo impidió la decisión.

En La Moneda señalan que siempre se le ha criticado que anuncie los cambios desde la ideología y no desde la gestión, tal como ocurrió en la polémica que generaron sus dichos para reformar el sistema de salud.

Fue el ex ministro de Salud Jaime Mañalich quien dijo públicamente que le había salvado la vida por una resolución de Contraloría del 18 de diciembre de 2013, donde se recomendaba una sanción con una multa de un 20% de su remuneración mensual y una anotación de demérito “por falta a la probidad”.

Cabe recordar, de todas formas, que hace poco más de cuatro años -durante la anterior administración de Bachelet- los papeles estaban invertidos. En enero de 2008, Vega fue nombrada Subsecretaria de Salud Pública, mientras Molina se desempeñaba como jefa de la División de Políticas Públicas del Minsal, que dependía justamente de esa subsecretaría.

Además, el domingo recién pasado, El Mercurio reveló que Michelle Bachelet y Vega coincidieron en Nueva York desde el año 2012, cuando ésta última asumió como directora del área de salud de la Fundación Rockefeller, en la misma ciudad donde se encontraba Michelle Bachelet dirigiendo ONU Mujeres.

El medio recordó una entrevista dada por Bachelet a The Lancet, en agosto de 2012, donde la entonces directora de ONU Mujeres destacó la labor de Vega como subsecretaria durante su primer gobierno, señalando que había sido un miembro dedicado de su gabinete y que “su visión global de la salud pública como un contribuyente clave para que todos alcancen su máximo potencial en salud, independientemente de su posición social o económica, estaba completamente alineada con el enfoque social y centrado en las personas de mi gobierno”.

The Clinic Online además comprobó que la ministra de Salud, Helia Molina, tampoco se encuentra afiliada a Fonasa. El que sí se encuentra en el Fondo Nacional de Salud es Sebastián Pavlovic, Superintendente de Salud, quien aparece en el sistema como parte de Fondo Nacional de Salud.

Certificado de no afiliación de Helia Molina:

Documento Fonasa Molina

Certificado de no Afiliación de Sebastián Pavlovic, Superintendente de Salud:

Documento Fonasa Pavlovic

The Clinic Newsletter
Comentarios