Gobierno busca replicar sistema de servicios de salud para proyecto de Desmunicipalización

El proyecto, que será uno de los dos grandes trabajos que presentará el Mineduc durante el segundo semestre, ya comenzó a ser trabajado con los alcaldes, quienes esperan incidir en el proyecto buscando cambiar el sistema de financiamiento a la demanda por uno “basal”, programas de capacitación continuos y con consejos escolares resolutivos.

Eyzaguirre alcaldes A1

Emulando el sistema de los Servicios de Salud repartidos por Chile, con agencias regionales, provinciales y locales y con directores dirigidos por Alta Dirección Pública, es la opción que baraja el Gobierno para presentar con respecto a Desmunicipalización.

Esa es la definición que más acomoda en La Moneda, según altas fuentes en Palacio, y que será uno de los dos grandes proyectos que enfrentará la administración de Nicolás Eyzaguirre en el Mineduc este semestre, junto al Plan Nacional Docente y los proyectos ya presentados en el Congreso, como el que termina con el copago, selección y lucro en colegios.

Un proyecto que ya está siendo trabajado con un sector de los alcaldes, con quienes se comenzó a trabajar hace dos semanas y quienes hicieron su propia presentación para llevar adelante una de las reformas al sistema que aúna más fuerzas, independiente del color político.

Desmunicipalizar

Tal como lo presentó en el primero proyecto de Ley sobre este tema, durante su primer período como Presidenta, Bachelet consideraría que una replicación de las entidades sanitarias repartidas por Chile es la mejor manera para enfrentar otra de los proyectos importantes que integran la Reforma Educacional.

Un Servicio Nacional de Educación que garantice una buena administración y termine con “un modelo que finalmente lo que ha hecho es profundizar la desigualdad, condenar a los niños y niñas a no salir de la pobreza”, en palabras de la propia Mandataria, durante el anuncio en marzo pasado que realizó durante el inicio simbólico del año escolar del 13 de marzo pasado, en la escuela básica municipal Grenoble, en Quinta Normal.

Aunque desde el Mineduc aseguran que sólo es una de las opciones que se barajan y que como todos los sistemas éste ha traído cosas buenas y malas, en La Moneda consideran que ese es el modo correcto de llevar adelante.

Un sistema que no genera mayores conflictos con los jefes comunales, quienes de todas formas consideran que sumar “el bien social garantizado por el Estado” que le devuelva al Estado los colegios públicos debe cumplir también con otras tres aristas para que la reforma sea existosa.

Con esa premisa partió hace quince días el trabajo entre la Asociación de Municipios y el Mineduc. La propuesta de los ediles toca 4 puntos específicos para el proyecto: Calidad, Sistema Nacional, Financiamiento y Recurso Humanos. Ese nuevo estándar exige un nuevo sistema de financiamiento, dice el alcalde de Lo Prado, Gonzalo Navarrete, presidente del Área Educación de la Asociación Chilena de Municipalidades. El cambio supone un traspaso de entregar recursos no por asistencia como ocurre actualmente, sino que por una especie de financiamiento basal.

A eso, los alcaldes suman un fondo para proyectos de mejoramiento, según los niveles que se reflejen a través de las pruebas estandarizadas y otro tipo de mediciones. Junto a eso, el proyecto contempla que durante los primeros seis años existan programas de fortalecimiento de la calidad de los profesores. “Necesitamos perfeccionar a los maestros para las nuevas exigencias del sistema”, dice el edil.

En cuanto al aspecto territorial, los municipios son partidarios de que a las direcciones provinciales de educación tengan mayor capacidad de gestión y dependan directamente de una Subsecretaría de Educación Escolar y trabajen en conjunto con la Superintendencia y la Agencia de la Calidad.

En ese modelo, las Secretarías Regionales Ministeriales (Seremi) de Educación pasan de ser instituciones administradoras a unas que se preocupen de planificación sobre colegios públicos y privados.

Es ahí donde coinciden con la Mandataria de tener un sistema similar al de los servicios de salud, tomando en cuenta las cosas que no gustaron a los ediles durante el Gobierno anterior de Bachelet y mejoras que se pueden ingresar para superar las falencias de la Ley General de Educación (LGE).

Además, los alcaldes sostienen que los establecimientos educacionales deben ser regidos por un Consejo Escolar Resolutivo, con participación de la comunidad escolar y los municipios, y el saneamiento económico del pago de cotizaciones previsionales que mantienen los municipios con sus trabajadores.

Cambio de folio

Un punto aparte a tocar por los alcaldes es con respecto a la situación de 150 mil trabajadores ligados a la educación municipal que cambiarían de entidad empleadora. En total, son 90 mil profesores y 60 mil asistentes de la educación, que tienen una legítima duda sobre sus condiciones de trabajo, dice Navarrete.

El proyecto de los alcaldes propone que los profesores mantienen el estatus actual, mientras que los asistentes -administrativos, auxiliares, etcétera- pasen de regirse por el Código del Trabajo al estatuto administrativo al que se ciñen los funcionarios públicos.

La diputada Yasna Provoste, en tanto, señaló que si bien la replicación del sistema de servicios de salud es una opción para este proceso, el tema debe incluir desde ahora una partida en la próxima ley de Presupuesto para que los recursos no sigan desviándose en los municipios.

“No podemos seguir mirando la paja sólo en el ojo ajeno”, dice Provoste, recordando que por este motivo en Copiapó se paralizaron varias escuelas porque no llegaban los recursos que correspondían por subvención escolar.

La diputada DC que integra la Comisión de Educación de la Cámara apoya que el sistema de financiamiento no debe estar supeditado a la asistencia y que el cambio venga aparejado a un perfeccionamiento de los profesores, junto con el proyecto del Plan Nacional Docente, aunque dijo no conocer en detalle la propuesta de los municipios.

Injerencia comunal

Con todo, desde el Gobierno creen que el problema no estará en convencer a los alcaldes, sino que en hacer el traspaso en los municipios que lo hacen bien y los que han hecho mal, destinando los recursos para educación a otros temas comunales.

Para eso, desde el Mineduc señalan que será clave la agenda corta de Fortalecimiento de la Educación Pública, donde una parte de los recursos está contemplada en los 139.000 millones de pasos contemplados para un Fondo de Apoyo a los Municipios, específicamente en el traspaso de dineros a 139 municipios que reciben menos de 5.000 UTM y 31 con quienes el Mineduc firmará un convenio para pagar sus deudas.

De esta forma, señalan desde la cartera que lidera Eyzaguirre, el proceso no se hará contra ellos sino que con ellos y tendrá participación de los alcaldes de una manera muy importante aún, tal como lo mencionó el ministro a fines de agosto durante una actividad en un colegio de Peñalolén.

The Clinic Newsletter
Comentarios