Loreto Aravena y su rol de bomba sexy: “Exploto mi imagen”

Loreto Aravena, ya consolidada nueva actriz de la televisión chilena, conversó con The Clinic Online a propósito del estreno de la última temporada de Los 80, su rol en “Fuerzas Especiales” y su primer protagónico para cine en “No soy Lorena”. Fiel a su estilo más opinante y convencida de que no es sólo una cara bonita, nos contó qué tanto quiere a los pacos –tras protagonizar a una paca rica en Fuerzas Especiales-, qué cree de las “reformas progre” del gobierno de Michelle Bachelet, qué le parece el rol de la mujer en la tele, y cuánta estima le tiene a la derecha chilena. Además nos contó sobre su rol de “bomba sexy”; qué tanto le gusta ser reconocidamente rica y cómo lidia con ello. Aquí, la Loreto Aravena tan sexy como siempre, pero también, más rudamente política.

loreto aravena TW

Partamos con Los 80, ¿Cómo se siente terminar la serie?
Fue el puntapié inicial en mi carrera, fue como la puerta de entrada. Se siente pena por una parte, un poco de nostalgia también, es una situación súper extraña porque todas las temporadas nosotros sabíamos que podía ser la última, entonces siempre las trabajábamos desde ese lugar, pero ahora cuando es inminente, es como cuando pasa en las relaciones de pareja. Además ss triste porque siendo actriz yo sé que me voy a volver a encontrar con los que son actores, la Tamara, el Daniel, pero yo no sé si los niños van a tomar ese camino o no. No sé si nos vamos a volver a encontrar en algún minuto. Hemos estado siete años juntos, y cada año por lo menos cinco o seis meses, entonces va a ser raro.

¿Cómo ha sido la relación con los niños?
Súper linda. En realidad todos nos llevamos muy bien, nunca hemos tenido ningún roce nosotros como “familia”, cero. Bien aclanados, con mucho compañerismo. Cada vez que hemos tenido que enfrentar algo difícil siempre hemos estado unidos. Además de la lealtad, hay mucha retroalimentación porque hemos aprendido un montón de cosas de los grandes; del Daniel, de la Tamara, del Alcaíno, de la Kathy. Pero los chicos nos han enseñado mucho también. Desde la Anita que te muestra lo primigenio de la teatralidad y de lo que significa actuar, hasta el Lucas –Félix- que lo has visto crecer como actor, y ya es un actor. Ha sido un proceso exquisito en ese sentido.

¿Qué va ser de Claudita Herrera en esta temporada?
Esta temporada es más bien una suerte de conciliadora. Es la encargada de ayudar a que esta familia se recomponga. Siempre ella fue la que dividió a la familia y ahora es como la encargada de tratar de unirla, porque hay una separación de por medio. También toma su rol de hermana mayor, que es hacerse cargo de los más chicos porque están en una época difícil de la vida. O sea, la Anita está entrando al colegio y Félix está en plena adolescencia, que son momentos difíciles para la separación de los padres. Ese va ser su rol básicamente, los temas personales –amor y demases- yo creo que quedaron bien solucionados en las temporadas anteriores.

La paca sexy en Fuerzas Especiales

loreto aravena tw

En uno de los estrenos chilenos con mejores cifras de entrada a las salas en último tiempo, “Fuerzas Especiales” de Sergio Freire y Rodrigo Salinas, contó con la inestimable presencia de Loreto Aravena, explotando, por supuesto, su lado más sensual. Sin más, fue la paca rica, ese cliché cultural que nos encantaría que fuera cierto, pero parece no serlo tanto.

Al principio, Loreto cuenta que no les tenía tanta confianza a los del Club de la Comedia. Preguntó y le dijeron que eran medios machistas, que hueviaban harto a las mujeres, así que tuvo ciertos resquemores. Después, según cuenta, fue todo lo contrario.

Hiciste de la paca rica en “Fuerzas Especiales”. ¿Cómo fue hacer ese papel?
Entretenido, me reí un montón grabando con los chicos del Club de la Comedia. Son súper chistosos pero también yo tenía un poco de resquemores porque pregunté antes de ir a grabar y me hablaron un poco de que eran un poco machistas, de que son medias subidas de tono sus tallas, y que a las minas las molestan harto, entonces yo quería distanciarme un poco de que me lesearan y todo eso. Y al final fue todo lo contrario, o sea, me respetaron un montón, y claro, me tiraban tallas pero siempre desde el respeto, nunca se fueron en mala volada o se propasaron en algún sentido. Y además respetaban mucho mi trabajo, de hecho, el Club de la Comedia ha parodiado Los 80, entonces habían visto mi trabajo y eso fue súper grato porque al final te conocen por eso, qué mejor.

La idea de la peli es burlarse de los pacos, aunque no tanto, porque no son tan puntudos. ¿A ti como te caen los señores Carabineros?
No sé si burlarse, porque quedan bien parados. Al final los que quedan peor son los de la FDI, -la PDI-. Pero yo creo que está bien a veces burlarse de las instituciones. No están pa’ eso pero está bien, por qué no. Además ellos son una de las instituciones más respetadas de nuestro país y con menos corrupción, y la película no va a cambiar eso.

¿Y cómo te caen a ti?
No es gente que me caiga mal. Conozco a un par de Carabineros, los respeto mucho, soy muy respetuosa de la autoridad en general, pero me provocan sentimientos encontrados los uniformados. Yo creo que es por la historia del país, yo creo que son traumas que tengo de ser nieta de la dictadura. Es como cuando siento un helicóptero, yo tengo ese sonido en mi memoria, en mi cuerpo, porque lo sentí tantas veces cuando era chiquitita. Y en mi casa era símbolo de temor, porque mi familia es toda de izquierda. Pero bueno, he tratado de desprejuiciarme de eso. Hace poco fui al lanzamiento del nuevo video institucional del Ejército y la verdad es que me topé con algunas personas que están hoy ahí y me llevé una sensación bastante agradable. Y claro, también ellos se quieren desmarcar de lo que fueron esos años.

Loreto estrenó en el Festival de Cine de Toronto “No soy Lorena”, su primer protagónico en cine, donde encarna a Olivia, una mujer que es acosada por compañías de cobranza que la confunden con otra mujer y la llaman insistentemente. Como ella misma lo define, es “thriller psicológico”, que aún no tiene fecha de estreno comercial en Chile, pero se podrá ver en la próxima edición del Sanfic, Festival de Cine de Santiago, ahora en octubre.

¿Cómo estuvo el estreno en Toronto?
Estuvo intenso, entretenido. Me sentí como una rockstar jaja. Me trataron increíble. Harta fiesta, harto coctel. Te topas con montón de gente y eso es súper enriquecedor. Imagínate que vi a la Jane Fonda, carretié con la Angie Cepeda, la de “Pantaleón y las Visitadoras”. Fue increíble porque cuando vi esa peli quedé loca con la historia, además que era bien chica. Y ella, la Angie, fue y es espectacular, entonces cuando la vi fue como raro. Al final estuvimos como super amiguis, así como “¿tení labial”, me preguntaba en un carrete, jaja. Fue un muy buen lugar para estrenar mi primer protagónico en el cine.

¿Cómo conseguiste el papel?
Por casting. La verdad es que por eso digo que Los 80 es la puerta a todo para mí, porque la directora Isidora Marras, me vio en Los 80 y le gustaba cómo actuaba, aunque claro, no quería algo tan desbordante a nivel emocional como la serie, si no quería algo más contenido. Y quería que actuara casi con los puros ojos, entonces la peli está todo el rato en mi cara. Todavía no tiene fecha de estreno, pero es probable que el próximo año.

Loreto, la rica

loreto aravena 1 a1

Loreto Aravena es guapa y todo el mundo lo sabe. También es muy simpática y, en general, el público le tiene mucha estima. Pero la sobre explotación de lo “sexy” es un tema para ella. No le gusta mucho que la tengan en cuenta por rica, e incluso, siente que no es así. “No soy tan linda como para eso”, dice entre risas. De todas formas, sabe que parte de sus atributos es la imagen y no duda en explotarla.

Como en Soltera Otra Vez, 1 y 2, donde su personaje, como casi todas las de la serie, llegó a mostrar bastante. Claramente, y ella misma lo reconoce, no es pudorosa, pero no le gustan del todo las escenas más califas. Para ella, es hora de que las teleseries, y la televisión en general, deje de usar a la mujer como un objeto sexual.

En Soltera Otra Vez y en menor medida en Chipe Libre explotan tu lado más sensual, y se convirtió ya en natural que la mayorías de las chicas –todas guapas- aparezcan con vestidos cortos. ¿Cómo te sientes con esa forma de hacer tele?
Yo creo que son opciones que se toman. Depende de los directores, del producto, depende de lo que se esté hablando. En el caso de “Soltera Otra Vez” mi personaje era un símbolo sexual en la teleserie. Era una chica muy desenfadada, que le gustaba estar bien soltera y con más de un hombre a la vez. Entonces era un tipo de mujer que existe, aunque era bastante estereotipado, pero en ese sentido yo justificaba que esta chica usara faldas tan cortas porque era un tipo de mujer real. Y cuando es así me parece correcto pero no lo justifico siempre. Por ejemplo el personaje que tengo ahora es totalmente distinto, es mucho más cartucha, anda más tapada, es de un solo hombre, y he tenido un par de escenas en que salgo con ropa interior pero es más que nada por la historia con su Crili –su mujeriego marido-.

¿Y en esas escenas califas cómo te sientes?
En las escenas con poca ropa siente me siento muy incómoda. Lo mismo con escenas de besos o escenas de sexo, siempre son muy complejas de hacer. Yo trato de tomarlo de la manera más profesional y pido mucho respeto cuando las hago. Hablo mucho con los directores, porque si bien es cierto no soy muy pudorosa, sí tengo mucho respeto por lo que significa ser mujer hoy en día, soy muy feminista en ese sentido, y me molesta que se nos utilice tanto como símbolo sexual, y no como líderes de opinión por ejemplo. Entonces en mi vida intento practicar un poco esto de ser líder de opinión, a pesar de que a veces también juego a ser la chica bonita en el estreno de Fuerzas Especiales, por ejemplo ¿cachai? Pero no ando por la vida como Barbie. Me molesta un poco que se toque tanto el tema de la mujer desde ese punto de vista en las teleseries, pero creo que también forma parte de hacer un producto de ese tipo. O sea, no le demos muchas vueltas tampoco, si son teleseries, no se presta para mucho análisis.

A ti, de hecho, se te considera como una de las chicas lindas de la tele, y la gente y los medios te consideran así, además por supuesto de tu talento actoral, pero es innegable, ¿no?
No sé si soy tan linda como pa’ que me sigan solo porque soy linda jaja. Además creo que el tipo de mujer que se potencia en los canales y en la publicidad sobre todo son las mujeres que no tienen mucha similitud conmigo, se potencia más a la flaca rubia que a la morena normalita. Entonces, no sé, no soy alta, soy bien clase media chilena, y me gusta. El otro día hablábamos con –Luis- Gniecco de eso. Nosotros somos súper seguidores de series extranjeras y todo, y él me decía “un guataca, pelao’ no va a protagonizar una teleserie po’” y la chiquitita morena también cuesta que lo haga. Como que siempre es la rubiecita, los ojitos claritos, entonces es raro eso. Sigue pasando y no estoy muy de acuerdo. A mí no me ha pasado mucho porque he tenido buena suerte pero prefiero que fijen más en mis talentos que me digan, oh qué es rica la Loreto.

Sí, pero es inevitable. Y la gente y los medios lo saben. De hecho, una vez nosotros hicimos una galería tuya para tu cumpleaños. ¿Te molestan esas cosas?
Sí, me acuerdo, precioso, me encantó. No me molesta porque es una parte de mí. Yo también tengo mis regalías con eso. Exploto mi imagen. Me pasan zapatillas, me pasan ropa, tampoco puedo ser tan cara de raja de decir que no me importa, no. Trabajo con eso. Esto –su cuerpo- es mi herramienta de trabajo, pero prefiero mostrar también talentos por otros lados y ser también líder de opinión, porque si no, de qué sirve la carita bonita.

¿Alguna vez te has sentido como mujer objeto?
No porque la única vez que lo pude haber sentido fue ahora en Fuerzas Especiales, pero a mí me llamaron para ser la chica linda de la película, me llamaron para ser la sexy, la sensual, la tierna, la dulce, y yo acepté. Entonces, nadie me utilizó. Creo que siempre he sabido poner mis límites, creo que trato de evitarlo.

Los políticos

Loreto creció en una familia de izquierda en una casa de clase media. Estudió en un liceo público, y desde entonces, ve las cosas desde un prisma más “progre” que algunos de sus colegas de la tele, que no hablan usualmente de política. Ella, no tiene resquemores, y nos soltó algunas papitas de su versión del Chile de hoy.

¿Qué te parece el gobierno de Bachelet y sus reformas?
Pucha yo estoy bastante de acuerdo con lo que se está haciendo en el gobierno. Creo que es una buena manera de empezar pero creo que falta muchísimo, y no creo que se vaya a solucionar todo en este mandato. Prefiero de todas maneras un gobierno de izquierda que uno de derecha. Creo que de alguna manera se potencia menos lo económico y lo comercial, y mucho más lo social. Falta que nos dejemos de deber tantos favores, y que dejemos de ser tan amigos de nuestros amigos. Hay que abordar la política desde otro lugar, no desde deberle favores a todo el mundo pa’ tener que pagarlos después y no poder legislar sin tener que devolverles la mano. Y eso va a dejar de pasar cuando las coaliciones se terminen y empiecen a gobernar otras personas y no estas que están viciadas, hace rato pagándose favores entre ellos.

¿Has visto algo del Caso Penta? ¿Qué opinas en general de los políticos?
En general súper poco transparentes po’. La política en general, y sobre todo en el Caso Penta, ellos sostienen mucho eso de que si es legal está todo bien. “Yo no tengo por qué jusitificar las platas”. Pero lo que hay que impulsar en la transparencia, o sea, yo sí quiero saber quién le está dando plata a quién. Porque eso significa que cuando este gobierne va a tener que devolver el favor a este otro. Y eso me parece que tiene que ser absolutamente transparente.

A propósito del Pentagate, ¿qué opinión te merece la derecha chilena? La UDI, RN, Amplitud…
Em… creo que lo que más fuerte marca mi opinión frente a ellos, es esta idea de pensar que por legislar un país ellos sienten el derecho de legislar tu vida y tus derechos. La discusión del aborto, por ejemplo. ¿Por qué yo no tengo el derecho de poder abortar si es mi cuerpo, si es mi decisión, si son mis hijos? ¿Por qué alguien tiene que legislar sobre eso y negarme el derecho a ser o no mamá? ¿Y por qué tienen que legislar sobre la marihuana? Yo sé que no todos somos seres formados, y supongo que hay que legislar por los más chicos, pero no siempre es así. Teniendo 21 años creo que todos somos totalmente conscientes de qué hace daño y qué no. Yo creo que educar es lo más importante más que decir “no, no y no” porque tú tienes un pensamiento retrógado. Y la derecha siento que tiene pensamiento muy retrógado en ese sentido, muy devoto, y que quiere imponérselo a la gente, y creo que eso no está bien.

Respecto al aborto ¿aborto libre y total? ¿O sólo aborto terapéutico y en casos de violación?
No, creo que el terapéutico es una mentira. ¿Queremos discutir sobre el aborto? No discutamos sobre el aborto terapéutico. Discutamos sobre aborto. Tú podí tener una visión y yo otra, pero discutámoslo. Quizás pueda ser un punto medio, qué se yo, pero pucha, creo que la planificación de cada mujer se merece un cierto respeto. Ahora, con respecto al aborto terapéutico, todavía más po’. O sea ¿por qué vamos a salvar la vida de una persona que no ha tenido vida, a una persona que ya lleva cuantos años viviendo, y tiene seres queridos, y ha forjado su vida en base a otras cosas y no a ese ser que está naciendo y que puede provocarle la muerte. Eso lo encuentro terrible. Una mujer que además tenga que tener una guata de este porte con una guagua que sabe que no va a nacer porque tiene algún problema grave.

¿Y la marihuana?
Me pasa lo mismo. ¿Si quiero fumar por qué le tengo que pedir permiso a alguien? ¿Por qué no puedo plantar una planta? Creo que hay que legislar desde otro lugar. ¿Por qué la gente puede tomar y, hasta hace algunos meses, podía matar a alguien y ni siquiera tenía que ir a la cárcel por eso? Creo que hay otras drogas peores. O sea, la cocaína yo la erradicaría de este planeta, porque creo que es una muy mala droga, pero me parece que la marihuana tiene más efectos positivos que negativos. Nunca he visto en las noticias “el marihuanero de la esquina chocó con no sé qué”, no po’. Siempre es el curao’ o el pastabasero, otro tipo de drogas son las peligrosas.

¿Fumas marihuana?
No. Yo la verdad soy muy cuidadosa de mi cuerpo. Como es mi herramienta de trabajo no fumo cigarro, trato de no tomar mucho alcohol. No fumo en general por mi voz, la cuido mucho, sobre todo porque hago radio y en algunos períodos estoy con mucha obra de teatro o cantando. La marihuana me la como, ¡aaaaah!, jajaja.

Un paréntesis final. ¿Qué fue eso de tu pololeo con un extraterrestre? Fue extraño.
Fue una talla, es que iba Salfate invitado conmigo. Y me preguntaron si tenía alguna historia sobre extraterrestres y sí le dije yo, tengo varios pololos que han sido extraterrestres, tirando la talla. Entonces me dijo “aaaah ya, hablemos de eso”, como una humorada. Y yo pensando en que como estaba Salfate, él me iba a desmentir de inmediato, porque la historia que yo estaba contando era la más inverosímil del mundo. Y después volví a ver el capitulo y yo decía cómo me pueden creer una estupidez de este volao’. En fin. No había tomado absolutamente nada, solo agua. Y me preguntan y yo empiezo a inventar, inventar, inventar, y al final nos fuimos a comerciales y nunca me desmintieron. Y yo en ese mismo programa había estado hablando que uno tiene que ser un poquito más suspicaz, más perspicaz, que tiene que necesariamente investigar lo que nos están diciendo los medios, dije, que uno no tiene que creer en todo lo que ve ni en todo lo que escucha, y se me ocurrió tirar esta talla pensando en lo mismo. Pensé que si estaba diciendo eso, la gente no iba a creer esta estupidez. Resultó que la mitad de Chile me creyó y mi tesis estaba absolutamente probada. O sea, la mitad de este país es muy crédulo de lo que dice la televisión porque lo que dice la televisión “es cierto”. Yo a veces le digo a mi vieja, mamá lo que dice la tele no es la verdad, entonces cuestiónate un poquito más. Fue muy irrisorio. O sea, había gente que me decía “estoy contigo, a mí me pasó lo mismo”, pero mi historia era súper inverosímil. Dije un montón de estupideces que se me ocurrieron en ese momento. Aunque, claro, Eduardo sabía que era mentira y Salfate, no sé, me sorprendió. Yo no sé si me creyó o se hizo el loco. Al final yo creo que lo dejé más loco a él que él a mí jajaja.

¿Tienes más proyectos en cine y en la tele?
Sí, firmé con tres películas que fueron a fondos concursables ahora. Estoy esperado si salen o no, pero no me gusta mucho hablar de películas, porque a veces ni siquiera se publican. O sea, hasta que no se esté filmando prefiero no contar nada. Hace ocho años filmé con el Cristián Sánchez, uno de los seguidores de Raúl Ruiz, que tiene un montón del libros sobre cine chileno, ha hecho como diez películas de cine arte, y la peli –“Tiempos Malos”- nunca vio su estreno comercial. Yo al final la vi en la Cineteca Nacional. Y en tele sigo contratada todo el otro año. No sé si otra teleserie u otra serie, no cacho.

Comentarios