La lucha de una mujer británica para embarazarse con los óvulos de su hija muerta

Una mujer británica de 59 años está emprendiendo una cruzada para obtener el permiso legal para usar los óvulos de su hija muerta.

feto A1

Una mujer británica de 59 años está emprendiendo una cruzada para obtener el permiso legal del uso de los óvulos de su hija muerta.

Según publicó el Daily Mail, el caso corresponde a una mujer que está empecinada en cumplir con uno de los últimos deseos de su hija que murió hace cuatro años.

Medios locales aseguraron que la joven fallecida le habría pedido a su madre antes de morir que rescatara los óvulos que ella había congelado y, con ayuda de un donante de esperma, engendrara a su propio nieto.

Los centros médicos británicos se han negado hasta ahora a acceder a la petición de la mujer, por lo que pretende trasladar los óvulos de su hija a Estados Unidos y así acceder a un tratamiento de fertilidad.

El problema es que la hija no dejó por escrito ningún documento que pueda dar el consentimiento del uso de sus gametos, por lo que la Autoridad de Fertilidad Humana y Embriología de Gran Bretaña, ha rechazado en tres oportunidades las solicitudes para sacar los óvulos del país.

La joven fallecida decidió congelar sus óvulos tras sufrir un cáncer de intestino, con el fin de convertirse en madre, si es que lo superaba.

Comentarios