SQM

El histórico militante del partido socialista y ex militante del MIR, Milton Lee Guerrero, declaró como imputado en la llamada arista SQM del caso Penta. Fuentes de la investigación confirmaron a The Clinic Online que el vínculo de Lee Guerrero con el caso sería una factura emitida a la empresa minera controlada por Julio Ponce. Lee Guerrero es dueño de la empresa Alerce Talleres Gráficos S.A, con la que le presta servicios al Partido Socialista hace años en distintas instancias, sobre todo en elecciones.

En su largos años de militancia en el PS trabajó en las campañas de su partido y participó de cargos directivos. Cercano a Gonzalo Martner, fue su secretario de finanzas en el periodo en que estuvo al mando del PS. Su empresa Alerce, según comenta un cercano, fue fundada por el periodista asesinado en dictadura José Carrasco Tapia. Consultado por este diario Martner dijo que “no dudo ni una coma de su honorabilidad. Él tiene una pequeña imprenta con la que presta servicios”.

Pese a que el portal de Canal 13 dio cuenta de una vinculación con el candidato presidencial del PRO, Marcos Enriquez-Ominami, cercanos al ex diputado explicaron a este medio que si bien lo conoce hace años, sus campañas no han tenido vinculo alguno con la empresa Alerce de Lee Guerrero. Como otros miembros del partido socialista, este último se sumó a la campaña de MEO como simpatizante. Pero nada más, aseguran en su entorno. “No fue nuestra imprenta ni en el 2009 ni en el 2013 en las presidenciales y tampoco en el 2012 para las municipales”, explican en el PRO. Y agregan que en sus campañas no hay facturas ni boletas involucradas con Penta o SQM en ninguna instacia: ni en el Partido Progresista (PRO), ni en la fundación Progresa ni en Rivas y Rivas, productora de Enríquez-Ominami.

MEO lo conoce porque le prestó servicios en su campaña de diputado en el 2005, en la impresión de afiches y palomas según consta en el sitio del Servel. Su relación con él se debe a la amistad de años que el padre del ex diputado PS, Carlos Ominami Pascual, tiene con Milton Lee. Ambos se conocieron hace más de 40 años en el exilio en Italia. Fuentes del PS explicaron que también trabajó con él en sus campañas parlamentarias. Ominami, quien renunció al PS para apoyar a MEO, tuvo su última incursión en elecciones en el 2009. Y hace pocos días su nombre apareció en el caso debido a los aportes que recibió la Fundación Chile 21 -de la cual es el director ejecutivo- de parte de Soquimich entre los años 2012 y 2013.

Fuentes de ese partido reconocen que Milton Lee no sólo ha trabajado en periodos de elecciones para esa tienda sino que también en el material gráfico que se requiere como libros y carpetas. Además de palomas y gigantografías.

Según el diario oficial, su imprenta Alerce tuvo un aumento de capital en el 2012 y de acuerdo a la información pública, Lee Guerrero es el accionista mayoritario. En total las acciones de la empresa suman 250 millones de pesos.

Entre los clientes de Alerce figuran ministerios y empresas además de fundaciones como Chile 21. Entre ellos se encuentra Universidad de las Américas, Sindicato Banco Estado, Colegio Médico, Dirección del Trabajo, Comandancia en jefe del Ejército, entre otros.

En los gastos de campaña registrados por el Servel se encuentran varios políticos que fueron sus clientes como Yerko Ljubetic en el 2009 y el ex jugador Leonardo Véliz. También prestó servicios al DC José Miguel Ortíz y al senador Carlos Montes. Además de Carlos Ominami en las senatoriales del mismo año. La empresa Alerce también figura en las rendiciones del PS en la segunda vuelta presidencial de 2013 con una serie de trabajos de impresión gráfica para la campaña de Michelle Bachelet.

CONTESSE IMPUTADO

En otras diligencias, el exgerente general de SQM, Patricio Contesse, fue citado a declarar para hoy. Junto a él, también están citados el nuevo gerente general de SQM, Patricio de Solminihac, y el vicepresidente de Finanzas de la compañía, Ricardo Ramos.

La cita estaría fijada para las 10:30 horas de este martes 31 de marzo para que los tres mencionados declaren por el uso de boletas ideológicamente falsas al interior de la compañía.