manos A1

Imagen referencial

bbcmundologo

En Argentina se acostumbra a usar tan sólo el apellido del padre. En algunos casos, también se añade el de la madre. Pero Antonio, un bebé de la ciudad del Mar del Plata, es el único de su país -y de toda América Latina- en tener tres: los de sus dos madres y el de su padre biológico.

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires autorizó este jueves a inscribir al niño, de un año de edad, con filiación triple en el registro provincial de personas, después de que así lo solicitaran sus madres -un matrimonio de mujeres- y su padre.

El objetivo, según la familia, es “garantizar a Antonio su derecho a la identidad integral y su derecho a ser reconocido como hijo de sus dos mamás y de su papá, sin que deba resignar ninguno de sus derechos y obligaciones”.

Aunque durante la presentación no se revelaron los apellidos del niño, la familia explicó que tomaron la decisión por el apoyo del padre biológico -que participó en un proceso de fertilización asistida- en la crianza del bebé.

Sin precedentes

“Se trata de una decisión administrativa, no por instancia judicial y para el reconocimiento de la triple identidad nos apoyamos en las Constituciones nacional y provincial y en los tratados internacionales que protegen los derechos del niño”, explicó el jefe de gabinete del gobierno de la provincia de Buenos Aires, Alberto Pérez.

“Sabemos que es algo nuevo porque es la primera vez que se da en la Argentina y en América Latina y muchos pueden tener algún resquemor, pero la decisión que tomamos, aparte de legal y administrativa, tiene que ver con lo humano”, añadió.

En los últimos años, Argentina ha estado en la vanguardia del reconocimiento de familias no tradicionales, como explicó el corresponsal de BBC Mundo en Buenos Aires, Ignacio de los Reyes.

“No sólo fue el primer país en América Latina en legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo y la adopción por parte de parejas homosexuales. También fue el primero en el mundo en reconocer a niños transgénero en los documentos oficiales sin necesidad de un proceso judicial. Y ya son varios los casos de bebés nacidos de parejas trans en el país”.

“Quizás uno de los ejemplos más recordados es el de Luana, una niña trans de 6 años, que en 2013 obtuvo en el mismo registro de la provincia de Buenos Aires un DNI o cédula de identidad donde se la identificaba como mujer, en un caso sin precedentes en el mundo”, recordó el corresponsal.