universidad católica a1

Imagen referencial

El pasado 4 de mayo, un grupo de 50 estudiantes de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica se pasaron las respuestas de una prueba de Electricidad y Magnetismo a través de un grupo de WhatsApp.

El centro de alumnos de la carrera se pronunció respecto a la situación y repudió el comportamiento de los involucrados a través de un comunicados oficial consignado por ADN Radio.

“En primer lugar, como alumnos y representantes de esta Escuela nos parece que la situación ocurrida es muy grave por el solo hecho de ser un acto deliberadamente deshonesto que atenta contra valores fundamentales de nuestra casa de estudios como lo son la justicia y la honestidad”, puntualiza.

En esa línea, la misiva agrega que “en segundo lugar, queremos destacar que este hecho constituye una falta a la responsabilidad que como alumnos y futuros profesionales tenemos para con la sociedad. Estamos en proceso de formación para el día de mañana poder ejercer como profesionales. En este sentido la sociedad espera de nosotros que actuemos de manera justa y velando por el bienestar de todos. Cometer un acto deshonesto, como el anteriormente mencionado, significa no hacerse cargo de la responsabilidad que implica el formarse de manera adecuada para poder en un futuro ser profesionales al servicio de la sociedad”.

“Como representantes y miembros del Consejo Académico nos comprometemos a desarrollar un plan de trabajo que permita, en conjunto con la Escuela, generar los mecanismos necesarios para combatir estas situaciones. Junto con esto y más importante aún, trabajar para generar un cambio en las conciencias de que no existe la excelencia si no va acompañado de un sólido comportamiento ético que permita que en nuestra Escuela se formen los profesionales excelentes que nuestro país necesita”, sentencia.

Por su parte, la rectoría de la casa de estudios tomó la decisión de abrir un proceso sumario en contra de lo estudiantes que participaron en el hecho. Esta podría durar tres meses.